Page:Tale of Paraguay - Southey.djvu/156

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search
This page needs to be proofread.
 

150 NOTES. dovan, de quien lira con las tenazas su dueno. Buelve d ponerse en una rodilla, como primero estava ; empuna con la una mano la punta del pie, y con la palma de la otra da sohre su mano tan grandes golpes como si los diera con una pala de jugar a la pelota ; que es la ne- cessidad tan discreta, que se haze el pobre el mal a si mismo, por no hazersele a aquel de quien necessita. Ajustado ya la punta del pie, acude al talon ; hume- dece con la lengua los remates de las costwas, porque no falseen las costuras de secas por los remates. Tremenda vanidad, sufrir en sus pies un hombre la boca de otro hombre, solo por tener alinados los pies ! Desdobla el zapatero el talon, dase una buelta con el calzador a la mano, y empieza a encaxar en el pie la segunda porcion del zapato. Manda que se baxe la punta, y hazese lo que manda. Llama dzia a si el zapato con tal fuerza, que entre su cuerpo y el espaldar de la silla abrevia torpe y desalinadamente al que calza. Dizele luego que haga ta- lon, y el hombre obedece como un esclavo. Ordenale des- pues que de en el suelo una patada, y el da la patada, como se le ordena. Buelve a sentarse ; saca el cruel min- istro el calzador del empeine, y por donde salio el calzador mete un palo, que llaman cost a, y contra el buelve y rebuel- ve el sacabocados, que saca los bocados del cordovan, para que entren las cintas ; y dexa en el empeine del pie un dolor, y unas senates, como si huviera sacado de alii los bocados. Agujerea las orejas, passa la cinta con una Gguja, lleva las orejas a que cierren el zapato, ajustalos,