The Coronado expedition, 1540-1542/Primera parte

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search
 

PRIMERA PARTE.[1]

Capitulo primero donde se trata como se supo la primera poblacion de las siete çiudades y como Nuño de guzman hiço armada para descubrirlla.

en el año y quinientos y treinta siendo presidente de la nueba españa Nuño de guzman ubo en su poder un indio natural del ualle o ualles de oxitipar a quien los españoles nombran tejo este indio dixo que el era hijo de un mercader y su padre era mnerto pero que siendo el chiquito su padre entraua la tierra adentro a mercadear con plumas ricas de aues para plumages y que en retorno traya un mucha cantidad de oro y plata que en aquella tierra lo ay mucho y que el fue con el una o dos ueçes y que bido muy grandes pueblos tanto que los quiso comparar con mexico y su comarca y que auia uisto siete pueblos muy grandes donde auia calles de plateria y que para ir a ellos tardauan desde su tierra quarenta dias y todo despoblado y que la tierra por do yban no tenia yerba sino muy chiquita de un xeme y que el rumbo que lleuaban era al largo de la tierra entre las dos mares siguiendo la lauia del norte debaxo de esta notiçia Nuño de guzman junto casi quatrosientos hombres españoles y ueinte mill amigos de la nueva españa y como se hallo a el presente en mexico atrabesando la tarasca que es tierra de mechuacan para hallandose el aparejo quel indio deçia boluer atrabesando la tierra hacia la mar del norte y darian en la tierra que yban a buscar a la qual ya nombrauan las siete ciudades pues çonforme a los quarenta dias quel texo decia hallaria que abiendo andado doçientas leguas podrian bien atrabesar la tierra quitado a parte algunas fortunas que pasaron en esta jornada desque fueron llegados en la provincia de culiacan que fue lo ultimo de su governaçion que es agora el nuevo reyno de galiçia quisieron atrabesar la tierra y ubo muy gran dificultad porque la cordillera de la sierra que eae sobre aquella mar estan agra que por mucho que trabajo fue imposible hallar camino en aquella parte y a esta causa se detubo todo su campo en aquella tierra de culiacan hasta tanto que como yban con el hombres poderosos que tenian repartimientos en tierra de mexico mudaron las boluntades y de cada dia se querian boluer fuera de esto Nuño de guzman tubo nueva como auia benido de españa el marques del ualle don fernando cortes con el nuevo titulo y grandes fabores y provinçiones y como nuño de guzman en el tiempo que fue presidente le ubiese sido emulo muy grande y hecho muchos daños en sus haciendas y en las de sus amigos temiose que don ferᵈᵒ cortes se quisiese pagar en otras semejantes obras o peores y determino de poblar aquella uilla de culiacan y dar la buelta con la demas gente sin que ubiese mas efecto su jornada y de buelta poblo a xalisco que es la çiudad de conpostela y atonala que llaman guadalaxara y esto es agora el nuebo reyno de galicia la guia que lleuaban que se decia texo murio en estos comedios y ansi se quedo el nombre de estas siete ciudades y la demanda de ellas hasta oy dia que no sean descubierto.

 

Capitulo segundo como bino a ser governador françisco uasques coronado y la segunda relaçion que dio cabeça de vaca.

pasados que fueron ocho años que esta jornada se aula hecho por Nuño de guzman abiendo sido preso por un juez de residençia que uino de españa para el efecto con proviçiones bastantes llamado el lieᵈᵒ diego de la torre que despues muriendo este juez que ya tenia en si la gouernaçion de aquella tierra el buen don Antonio de mendoça uisorey de la nueva españa puso por governador de aquela governaçion a francisco uasques de coronado un cavallero de salamanca que a la sacon era casado en la çiudad de mexico cõ una señora hija de Alonso de estrada thesorero y governador que auia sido de mexico uno por quien el bulgo dice ser hijo del rey catholico don fernando y muchos lo afirman por osa sierta digo que a la sacon que francisco uasques fue probeydo por governador andaba por quisitador general de la nueva españa por donde tubo amistad y conversaçiones de muchas personas nobles que despues le siguieron en la jornada que hiço aconteçio a la saçou que llegaron a mexico tres españoles y un negro que auian por nombre cabeça de vaca y dorantes y castillo maldonado los quales se auian perdido en la armada que metio pamfilo de narbaes en la florida y estos salieron por la uia de culiacan abiendo atrabesado la tierra de mar a mar como loberan los que lo quisieren saber por un tratado que el mismo cabeça de vaca hiço dirigido a el principe don phelipe que agora es rey de españa y señor nro y estos dieron notiçia a el buen don Antonio de mendoça en como por las tierras que atrabesaron tomaron lengua y notiçia grande de unos poderosos pueblos de altos de quatro y çinco doblados y otras cosas bien diferentes de lo que pareçio por berdad esto comunico el buen uisorey con el nuebo gouernador que fue causa que se apresurase dexando la bisita que tenia entre manos y se partiese para su gouernacion lleuando consigo el negro que auia bendido con los tres frayles de la orden do san franco el uno auia por nombre fray marcos de niça theologo y saserdote y el otro fray daniel lego y otvo fray Antonio de santa maria y como llego a la prouincia de culiacan luego despidio a los frayles ya nonbrados y a el negro que auia por nombre esteuan para que fuesen en demanda de aquella tierra porque el fray marcos de niça se prefirio de llegar a berla por que este frayle se auia hallado en el peru a el tienpo que don pedro de albarado passo por tierra ydos los dichos frayles y el negro esteuan pareçe que el negro no yba a fabor de los frayles porque lleuaba las mugeres que le daban y adquiria turquesas y haçia balumen de todo y aun los indios de aquellos poblados por do yban entendiasen mejor con el negro como ya otra uez lo auian uisto que fue causa que lo ubieron hechar delaute que fuese descubriendo y pacificando para que quando ellos llegasen no tubiesen mas que entender de en tomar la relacion de lo que buscauan.

 

Capitulo terçero como mataron los de cibola a el negro esteuan y fray marcos bolbio huyendo.

apartado que se ubo el estenan de los dichos frayles presumio ganar en todo reputacion y honra y que se le atribuyese la osadia y atrebimiento de auer el solo descubierto[2] aquellos poblados de altos tan nombrados por aquella tierra y lleuando consigo de aquellas gentes que le seguian procuro de atrabesar los despoblados que ay entre cibola y lo poblado que auia andado y auiase les adelantado tanto a los frayles que quando ellos llegaron a chichieticale ques principio del despoblado ya el estaua a cibola que son ochenta leguas de despoblado que ay desde culiaean a el principio del despoblado docientas y ueiute leguas y en el despoblado ochenta que son trecientas diez mas o menos digo ansi que llegado que fue el negro estenan a cibola Ilego cargado de grande numero de turquesas que le auian dado y algunas mugeres hermosas que le auian dado y lleuauan los indios que le acompañauan y le seguian de todo lo poblado que auia pasado los quales en yr debajo de sa amparo creyan poder atrabesar toda la tierra sin riesgo niuguno pero como aquellas gentes de aquella tierra fuesen de mas raçon que no los que seguiau a el esteuan aposentaronlo en una sierta bermita que tenian fuera del pueblo y los mas uiejos y los que gouernauan oyeron sus raçones y procuraron saber la causa de su benida en aquella tierra y bleu informados por espaçio de tres dias entraron en su consulta y por la notiçia quel negro les dio como atras uenian dos bombres blancos embiados por un gran señor que eran entendidos en las cosas del cielo y que aquellos los uenian a industriar en las cosas diuinas consideraron que debia ser espia o guia de algunas naçiones que los querian yr a conquistar porque les pareçio desbario decir que la tierra de donde uenia era la gente blanca siendo el negro y enbiado por ellos y fueron a el y como despues de otras raçones le pidiese turquesas y mugeres parecioles cosa dura y determiaronse a le matar y ansi lo hicieron sin que matasen a nadie de los que con el yban y tomaron algunos muchachos y a los de mas que serian obra de sesenta personas dexaron bolber libres a sus tierras pues como estos que boluian ya huyendo atemorisados llegasen a se topar y ber con los frayles en el despoblado sesenta leguas de çibola y les diesen la triste nueba pusieron los en tanto temor que aun no se fiando de esta gente con aber ydo en compañia del negro abrieron las petacas que lleuaban y les repartieron quanto trayan que no les quedo salbo los hornamentos de deçir misa y de alli dieron la buelta sin ber la tierra mas de lo que los indios les deçian antes caminaban dobladas jornadas haldas en sinta.

 

Capitulo quarto como el buen don Antonio de mendoça hiço Jornada para el descubrimiento de Cibola.

despues que francisco uasques coronado ubo embiado a fray marcos de niça y su conpaña en la demanda ya diclia quedando el en culiacan entendio en negocios que conbenian a su gouernaciõ tubo sierta relaçion de una provinçia que corria en la trabesia de la tierra de culiacan a el norte que se decia topira y luego salio para la ir a descubrir con algunos conquistadores y gente de amigos y su yda hiço poco efecto por que auian de atrabesar las Cordilleras y fue les muy dificultoso y la notiçia no la hallaron tal ni muestra de buena tierra y ansi dio la buelta y llegado que fue hallo a los frayles que auian acabado de llegar y fueron tantas las grandeças que les dixeron de lo que el esteuan el negro auia descubierto y lo que ellos oyeron a los indios y otras noticias de la mar del sur y de ylas que oyeron deçir y de otras riquesas quel gouernador sin mas se detener se partio luego para la ciudad de mexico lleuando a el fray marcos consigo para dar notiçia de ello a el bisorey en grandesiendo las cosas con no las querer comunicar con nadie, sino de baxo de puridad y grande secreto a personas particula res y llegados a mexico y bisto con don Antonio de mendoça luego se començo a publicar como ya se abian descubierto las siete çiudades que Nuño de guzman buscaba y haçer armada y portar gente para las yr a conquistar el buen birrey tubo tal orden con los frayles de la orden de san françisco que hicieron a fray marcos prouincial que fue causa que andubieseu los pulpites de aquella orden llenos de tantas marabillas y tan grãdes que en pocos dias se juntaron mas de tresientos hombres españoles y obra de ochocientos indios naturales de la nue (ua) españa y entre los espanõles honbres de gran calidad tantos y tales que dudo en Indias aber se juntado tan noble gente y tanta en tarn pequeno numero como fueron treçientos hombres y de todos ellos capitan general francisco uasques coronado gouernador de la nueba galiçia por aber sido el autor de todo bico todo esto el buen uirey don Antonio porque a la saçon era franco uasques la persona mas allegada a el por pribança porque tenia entendido era hombre sagaz abil y de buen consejo allende de ser cauallero como lo era tenido tubiera mas atençion y respecto a el estado en que lo ponia y cargo que llebaua que no a la renta que dexaba en la nueba españa o a lo menos a la honra que ganaba y auia de ganar lleuando tales caualleros de baxo de su bando pero no le salio ausi como a delante se bera en el fin de este tratado ni el supo conserbar aquel estado ni la gouernacion que tenia.

 

Capitulo quinto que trata quienes fueron por capitanes a cibola.

ya quel bisorey don Antonio de mendoça bido la muy noble gente que tenia junta y con los animos y uoluntad q todos se le auian ofreçido cognoçiendo el ualor de sus personas a cada uno de ellos quisiera haçer capitan de un exerçito pero como el numero de todos era poco no pudo lo que quisiera y ausi ordeno las conductas y capitanias que le pareçio porque yendo por su mano ordenado era tarn obedecido y amado que nadie saliera de su mandado despues que todos entẽdieron quien era su general hiço alferez general a don pedro de touar cauallero mançebo hijo de don fernando de tobar guarda y mayordomo mayor de la reyna doña Juana nra natural señora que sea en gloria y maestre de campo a lope de samaniego alcayde de las ataraçanas de mexico cauallero para el cargo bien sufiçiente capitanes fueron don tristan de arellano don pedro de gueuara bijo de don juan de gueuara y sobrino del conde de oñate don garçi lopes de cardenas don rodrigo maldonado cuñado del duque del infantado diego lopes ueinte y quatro de seuilla diego gutierres de la caualleria todos los demas caualleros yban debajo del guion del general por ser peronas seualadas y algunos de ellos fueron despues capitanes y permanecieron en ello por ordenaçion del birey y otros por el general francisco uasques nombrare algunos de aquellos de que tengo memoria que fueron frangisco de barrio nuebo un cauallero de granada juan de saldibar frangisco de auando juan gallego y melchior dias capitan y alcalde mayor que auia sido de culiacan, q aunque no era cauallero mereçia de su persona el cargo que tubo los demas caualleros que fueron sobresalientes fueron don Alonso manrique de lara don lope de urrea cauallero aragones gomes suares de figueroa luis ramires de uargas juan de sotomayor francisco gorbalan el factor riberos y otros caualleros de que agora no me acuerdo y hombres de mucbo calidad capitan de infanteria fue pablo de melgosa burgales y de la artilleria hernando de albarado cauallero montañes digo que con el tiempo e perdido la memoria de inucbos buenos bijos dalgo que fuera bueno que los nombrara por que se biera y cognoçiera la racon que tengo de decir que aula para esta jornada la mas lucida gente que sea juntado en indias para yr en demandas de tierras nuebras sino fueran desdichados en lleuar capitan que dexaba rentas en la nueba españa y muger moça noble y generosa que no fueron pocas espuelas para lo que bino a haçer.

 

Capitulo sexto como se juntaron en conpostela todas las capitanias y salieron en orden para la Jornada.

hecho y ordenado por el birey don Antonio do mendoya lo que abemos dicho y bechas las capitanias o capitanes dio luego a la gente de guerra socorros de la caxa de su magestad a las personas mas menesterosas y por pareçerle que si salia el campo formado desde mexico baria algunos agrauios por las tierras de los amigos ordeno que se fuesen a juntar a la ciudad de conpostela cabeça del nuebo reyno de galicia ciento y diez leguas de mexico para que desde alli ordenadamente comencasen su jornada lo que paso en este uiaje no ay para que dar de ello relaçion pues al flu todos se juntaron en conpostela el dia de carnes tollendas del año de quarenta y uno y como ubo hechado toda la gente de Mexico dio orden en como pedro de alarcon saliese con dos nauios que estaban en el puerto de la nabidad en la costa del sur y fuese a el puerto de xalisco a tomar la ropa de los soldados que no la pudiesen lleuar para que costa a costa fuese tras del campo porque se tubo entendido que segun la notiçia auian de ir por la tierra çerca de la costa de el mar y que por los rios sacariamos los puertos y los nauios siempre tendrian noticia del campo lo qual despues pareyio ser falso y ansi se perdio toda la ropa o por mejor deçir la perdio cuya era como adelante se dira asi que despacliado y coucluido todo el uisorey se partio para conpostela acompanado de muchos caualleros y ricos bonbres y tubo el año nuebo de quarenta y uno en pasquaro que es cabeça del obispado de mecliuacan y de alli con mucha alegria y placer y grandes reçebimientos atrabeso toda la tierra de la nueba espafia basta Conpostela que sou como tengo dicho çiento y diez leguas adonde ballo toda la gente junta y bien tratada y hospedada por christobal de oñate que era a la saçon la persona que tenia enpeso aquella gouernagion y la auia sostenido y era capitan de toda aquella tierra puesto quo francisco uasques era gouernador y llegado con mucha alegria de todos hiço alarde de la gẽte que embiaba y hallo toda la que abemos señalado y repartio las capitanias y esto liecho otro dia despues de misa a todos juntos ansi capitanes como a soldados el uisorey les bico una muy eloquente y breue orayion encargandoles la fidelidad q̄ debian a su general dandoles bien a entender el probecho que de haçer aquella Jornada podia redundar a si a la conuerçion de aquellas gentes como en pro de los que conquistasen aquella tierra y el seruicio de su magestad y la obligaçion en que le auian puesto para en todo tiempo los faborecer y socorrer y acabada tomo juramento sobre los euāgelios en un libro inisala todos generalmente asi a capitanes como a soldados aunque por orden que siguirian a su general y harian en aquella jornada y obedecerian todo aquello que por el les fuese mandado lo qual despues cumplieron fielmente como se bera y esto hecho otro dia salio el campo con sus banderas tendidas y el uirey don Antonio le acompaño dos jornados y de alli se despidio dando la buelta para la nueua españa aconpañado de sus amigos.

 

Capitulo septimo como el campo llego a chiametla y mataron a el maestre de canpo y lo que mas acaeçio hasta llegar a culiacan.

partido que fue el uirey don Antonio el campo camino por sus jornadas y como era forçado lleuar cada uno sus aberes en cauallos y no todos los sabian apareiar y los cauallos salian gordos y holgados en las primeras jornadas ubo grande dificultad y trabajo y muchos dexaron muchas preseas y las daban de gracia a quien las queria por no las cargar y a el fin la necesidad que es maestra con el tiempo los hiço maestros donde se pudierã ber muchos caualleros tornados harrieros y que el que se despreciaba del officio no era tenido por hombre y con estos trabajos que entonçes tubieron por grandes llego el canpo en chiametla donde por fastar bastimentos fue forçado de tenerse alli algunos dias en los quales el maestre de campo lope de samaniego con sierta compañia fue a buscar bastimentos y en un pueblo por entrar indiscretamente por un arcabuco en pos de los enemigos lo flecharon por un ojo y le pasaron el celebro de que luego murio alii y flecharon otros cinco o seis compañeros y luego como fue muerto diego lopes ueinte y quatro de seuilla recogio la gente y lo embio a haçer saber a el general y puso guarda en el pueblo y en los bastimentos sabido dio gran turbacion en el campo y fue enterrado y hicieron algunas entradas de dõde truxeron bastimentos y algunos presos de los naturales y se ahorcaron a lo menos los que parecieron ser de a quella parte a do murio el maestre de campo.

parece que a el tiempo que el general françisco uasques partio de culiacan con fraymarcos a dar la noticia ya dicha a el bisorey don Antonio de mendoça auia dexado ordenado que saliese el capitan melchior dias y juan de saldibar con una doçena de buenos hombres de culiacan en demada de lo que fray marcos auia bisto y oydo los quales salieron y fueron hasta chichilticale que es principio del despoblado doçientas y ueinte leguas de Culiacan y no hallaron cosa de tomo bolbieron y a el tiempo que el campo queria salir de chiametla llegaron y hablaron a el general y por secreto que se trato la mala nueua luego suena ubo algunos dichos que aunque se doraban no dexaban de dar lustre de lo que eran fray marcos de niça cognociendo la turbaçion de algunos deshaçia aquellos nublados prometiendo ser lo que bieron lo bueno y que el yba alli y poruia el campo en tierra donde hinchesen las manos y con esto se aplaco y mostraron buen semblante y de alli camino el campo hasta llegar a culiacan haçiendo algunas entradas en tierra de guerra por tomar bastimentos llegaron a dos leguas de la uilla de culiacan uispera de pasqua de resureçion a donde salieron los necinos a reçebir a su gouernador y le rogaron no entrase en la uilla hasta el segundo dia de pasqua.

 

Capitulo otauo como el campo entro en la uilla de culiacan y el recebimiento que se hiço y lo que mas acaeçio hasta la partida.

como fuese segundo dia de pasqua de resureçion el campo salio de mañana para entrar en la uilla y en la entrada en un campo esconbrado los de la uilla ordenados anso de guerra a pie y a cauallo por sus exquadrones teniendo asẽtada su artilleria que eran siete pieças de bronce salieron en muestra de querer defender la uilla estaban con ellos alguna parte de nros soldados nro campo por la misma orden comencaron con ellos una escaramuça y ansi fueron romprendo despues de aber jugado el artilleria de ambas partes de suerte que les fue tomada la uilla por fuerça de armas que fue una alegre demostraçion y reçebimiento aun que no para el artillero que se llebo una mano por aber mandado poner fuego antes que acabase de sacar el atacador de un tiro tomada la uilla fueron luego bieu aposentados y hospedados por los ueçinos que como eran todos hombres muy honrados en sus propias posadas metieron a todos los caualleros y personas le calidad que yban en el campo aunque aula aposento hecho para todos fuera de la uilla y no les fue algunos uecinos mal gratificado este hospedaje por que como todos benian aderesados de ricos atabios y de alli auian de sacar bastimentos en sus bestias y de fuerça auian de dejar sus preseas muchos quisieron antes dar las a sus huespedes que no ponerlas a la bentura de la mar ni que se las llebase los nabios que auian benido por la costa siguiendo el campo para tomar el fardaje como ya se dixo ansi que llegados y bien aposentados en la uilla el general por orden del bisorey don Antonio puso alli por capitan y tiniente a femandarias de saabedra tio de hernandarias de saabedra conde del castellar que fue alguaçil mayor de seuilla y alli reposo el caupo algunos dias porque los ueçinos auian cogido aquel año muchos bastimentos y partieron con la gente de nro campo con mucho amor especial cada uno con sus huespedes de mauera que no solamente ubo abudançia para gastar alli mas aun ubo para sacar que a el tiempo de la partida salieron mas de seiçientas bestias cargadas y los amigos y seruiçio que fueron mas de mill personas. pasados quinse dias el general ordeno de se partir delante con hasta sinquenta de acauallo y pocos peones y la mayor parte de los amigos y dexar el campo que le siguiese desde a quinse dias y dexo por su teniente a don tristan de arellano.

en este comedio antes que se partiese el general aconteçio un caso donoso y yo por tal lo quento y fue que un soldado mançebo que se decia trugillo fingio aber bisto una biçion estando bañandose en el rio y façiendo del disfigurado fue traydo ante el general adonde dio a entender que le auia dicho el demonio que matase a el general y lo casaria con doña beatris su muger y le daria grandes thesoros y otras cosas bien donosas por donde fray marcos de niça hiço algunos sermones atribuyendolo a que el demonio con embidia del bien que de aquella jornada auia de resultar lo queria desbaratar por aquella uia y no solamente paro en esto sino que tambieu los frayles que yban en la jornada lo escribieron a sus conbentos y fue causa que por los pulpites de mexico se dixesen hartas fabulas sobre ello.

El general mando quedar a el truxillo en aquella uilla y que no hiciese la jornada que fue lo que el pretendio quando hiço aquel embuste segun despues pareçio por berdad el general salio con la gente ya dicha siguiendo su jornada y despues el campo como se dira.

 

Capitulo nueue como el canpo salio de culiacan y llego el general a cibola y el campo a señora y lo que mas acaeçio.

el general como esta dicho salio del ualle de culiacan eu seguimiento de su uiaje algo a la ligera lleuando cousigo los frayles que ninguno quiso quedar con el campo y a tres jornados un frayle llamado fray Antonio uictoria se qnebro un pierna y este frayle era de misa y para que se curase lo bolbierou del camino y despues fue con el campo que no fue poca consolaçion para todos el general y su gente atrabesaron la tierra sin contraste que todo lo que hallaron de pax porque los indios cognoçian a fray marcos y algunos de los que auian ydo con el capitan melchior dias quando auia ydo el y juan de saldibar a descubrir como el general ubo atrabesado lo poblado y llegado a chichilticale principio del despoblado y no bio cosa buena no dexo de sentir alguna tristesa porque aunque la notiçia de lo de adelante era grande no auia quien lo ubiese uisto sino los indios que fueron con el negro que ya los auiau tomado en algunas meutiras por todos se sintio mucho ber que la fama de chichilticale se resumia en una casa sin cubierta aruynada puesto que pareçia en otro tiempo aber sido casa fuerte en tiempo que fue poblada y bien se cognoçia ser hecha por gentes estrangeras puliticas y guerras benidas de lejos era esta casa de tierra bermeja desde alli prosiguieron el despoblado y llegaron en quinse dias a ocho leguas de çibola a un rio que por yr el agua turbia y bermeja le llamaron el rio bermejo en este rio se hallaron barbos como en españa a qui fue adonde se bieron los primeros indios de aquella tierra que fueron dos que huyeron y fueron a dar mandado y otro dia a dos leguas del pueblo siendo de noche algunos indios en parte segura dieron una grita que aunque la gente estaba aperçebida se alteraron algunos en tanta mauera que ubo quien hecho la silla a el rebes y estos fueron gente nueba que los diestros luego caualgaron y corrieron el campo los indios huyeron como quien sabia la tierra que ninguno pudo ser abido.

otro dia bien en orden entraron por la tierra poblada y como bieron el primer pueblo que fue çibola fueron tantas las maldiciones que algunos hecharon a fray marcos quales dios no permita le comprehendan. el es un pueblo pequeño ariscado y apeñuscado que de lejos ay estancias en la nueua españa que tienen mejor aparençia es pueblo de hasta doçientos hombres de guerra de tres y de quatro altus y las casas chicas y poco espaciosas no tienen patios un patio sirue a un barrio ania se juntado alli la gente de la comarca porque es una provinçia de siete pueblos donde ay otros harto mayores y mas fuertes pueblos que no çibola estas gentes esperarõ en el campo hordenados con sus exquadrones a uista del pueblo y como a los requerimientos que le hicieron con las lenguas no quisieron dar la pax antes se mostraban brauos diese santiago en ellos y fueron desbaratados luego y despues fueron a tomar el pueblo que no fue poco dificultoso que como tenian la entrada angosta y torneada ael entrar deribaron a el general con una gran piedra tendido y ausi Je mataran sino fuera por don garci lopes de cardenas y hernando de albarado que se deribarou sobre el y le sacaron recibiendo ellos los golpes de piedras que no fueron pocos pero como a la primera furia de los españoles no ay resistencia en menos de una ora se entro y gano el pueblo y se descyubrieron los bastimentos que era de lo que mas necesidad auia y de ay adelante toda la prouincia bino de pax.

el campo quo auia quedado a don tristan de arellano partio en seguimiento del general cargados todos de bastimentos las lanças en los onbros todos a pie por sacar cargados los cauallos y no con pequeño trabajo de jornadas en jornadas llegaron a una provinçia que cabeça de uaca puso por nombre coraçones a causa que alli les ofrecieron muchos coraçones de animales y luego la començo a poblar una uilla y poner le nombre sant hieronimo de los coraçones y luego la començo a poblar y bisto que no se podia sustentar la paso despues a un ualle que llamã persona digo señora y los españoles le amaron señora y ansi le llemare de aqui adelante desde alli se fue a buscar el puerto el rio abajo a la costa de la mar por saber de los nabios y no los hallaron don rodrigo maldonado que yba por caudillo en busca de los nabios de buelta truxo consigo un indio tam grande y tam alto que el mayor y tan alto quel mayor hombre del campo no le llegana a el pecho deciase que ena quella costa auia otros indios mas altos alli reposaron las aguas y despues paso el campo y la uilla señora por que auia en aquella comarca bastimentos para poder aguardar mandado del general.

mediado el mes de otubre melchior dias y juan gallego capitanes binieron de çibola el juan gallego para nueba españa y melchior dias para quedar por capitan en la nueba uilla de los coraçones con la gente que alli quedase y para que fuese a descubrir los nabios por aquella costa.

 

Capitulo deçimo como el campo salio de la uilla de senora quedando la uilla poblada y como llego a çibola y lo que le a uino en elcamino a el capitan melchior dias yendo en demanda de los nabios y como descubrio el rio del tison.

luego como fue Negado en la uilla de señora melchior dias y juan gallego se publico la partida del campo para cibola y como auia de quedar en aquella uilla melchior dias por capitan con ochenta honbres y como juan gallego yba con mensaje para la nueba españa a el bisorey y llebaba en su compañia a fray marcos que no se tubo por seguro quedar en cibola biendo que auia salido su relaçion falsa en todo porque ni se hallaron los reynos q deçia ni ciudades populosas ni riquesas de oro ni pedreria rica que se publico ni brocados ni otras cosas que se dixeron por los pulpitos pues luego que esto se publico se repartio la gente que aula de quedar y los demas cargaron de bastimentos y per su orden mediado setiembre se partieron la uia de çibola siguiendo su general don tristan de arellano quedo en esta nueba uilla con la gente de menos estofa y asi nunca dexo de aber de alli adelante motines y contrastes porque como fue partido el canpo el capitan melchoir dias tomo uiente y çinco bombres de los mas escogidos dexando en su lugar a un diego de alcaraz hombre no bien acondicionado para tener gente debaxo de su mando y el salio en demanda de la costa de la mar entre norte y poniente con guias y abiendo caminado obra de çieto y sinquenta leguas dieron en una prouinçia de gẽtes demasiadamente de altos y membrudos ansi como gigantes aunque gente desnuda y que bacia su abitaçion en choças de paja largas a manera de sa hurdas metidas debaxo de tierra que no salia sobre la tierra mas de la paja entraban por la una parte de largo y salian por la otra dormian en una chosa mas de cien personas chicos y grandes lleuaban de peso sobre las cabeças quando se cargauan mas de tres y de quatro quintales biose querer los nros traer un madero para el fuego y no lo poder traer seis hombres y llegar uno de aquellos y leuantarlo en los braços y ponerselo el solo en la cabeça y lleuallo muy liuianamente.

comen pan de mais cosidoso el rescoldo de la senisa tam grandes como bogasas de castilla grandes. para caminar de unas partes a otras por el gran frio sacan un tison en una mano con que se ban calentãdo la otra y el cuerpo y ansi lo ban trocando a trechos y por esto a un gran rio que ba por aquella tierra lo nõbran el rio del tison es poderoso rio y tiene de boca mas de dos leguas por alii tenia media legua de trabesia alli tomo lengua el capitã como los nabios auian estado tres jornadas de alli por bajo hacia la mar y llegados adonde los nabios estubieron que era mas de quinçe legnas el rio arriba de la boca del puerto y hallaron en un arbol escripto aqui llego alarcon a el pie de este arbol ay cartas sacaronse las cartas y por ellas bieron el tiempo que estubieron aguardando nuebas de el campo y como alarcon auia dado la buelta desde alli para la nueba españa con los nabios porque no podia correr adelante porque aquella mar era ancõ que tornaba a bolber sobre la isla del marques que diçen California y dieron relaçion como la california no era isla sino punto de tierra firme de la buelta de aquel ancon.

uisto esto por el capitan tomo a bolber el rio arriba sin ber la mar por buscar bado para pasar a la otra banda para seguir la otra costa y como andubieron cinco o seis jornadas parecioles podrian pasar con balsas y para esto llamaron mucha gente de los de la tierra los quales querian ordenar de hacer salto en los nr̃os y andaban buscando oçacion oportuna y como bieron que querian pasar acudieron a haçer las balsas con toda prestesa y diligençia por tomar los ansi en el agua y ahogarlos o dibidos de suerte que no se pudiesen faboreçer ni ayudar y en este comedio que las balsas se hacian un soldado que auia ydo a campear bido en un mõte atrabesar gran numero de gente armada que aguardaban a que pasase la gente dío de ello notiçia y secretamente se ençerro un indio para saber de el la berdad y como le apretasen dixo toda la orden que tenian ordenada para quando pasasen q̃ era que como ubiesen pasado parte de los nr̃os y parte fuesen por el rio y parte quedasen por pasar que los de las balsas procurasen a hogar los que lleuaban y las demas gente saliese a dar en ambas partes de la tierra y si como tenian cuerpos y fuerças tubieran discriçion y esfuerço ellos salierã con su empresa. bisto su intento el capitan hiço matar secretamente el indio que confeso el hecho y aquella noche se hecho en el rio con una pesga porque los indios no sintiesen que eran sentidos y como otra dia sintieron el reçelo de los nr̃os mostraronse de guerra hechãdo roçiadas de flechas pero como los cauallos los començaron a alcançar y las lanças los lastimaban sin piadad y los arcabuçeros tambien hacian buenos tiros ubieron de dexar el campo y tomar el monte hasta que no pareçio honbre de ellos bino por alli y ansi paso la gente a buen recando siendo los amigos balseadores y españoles a las bueltas pasando los cauallos a la par de las balsas donde los dexaremos caminando.

por contar como fue el campo que caminaba para çibola que como yba caminando por su orden y el general lo auia dexado todo de pax por do quiera hallaban la gente de la tierra alegre sin temer y que se dexaban bien mandar y en una prouinçia que se diçe uacapan auia gran cantidad de tunas que los naturales haçen conserua de ellas en cantidad y de esta conserua presentaron mucha y como la gente del campo comio de ella todos cayeron como amodoridos con dolor de cabeça y fiebre de suerte que si los naturales quisieran hicieran gran daño en la gente duro esto ueinti y quatro oras naturales despues que salieron de alli caminando llegaron a chichilticale despues que salierõ de alli un dia los de la guardia bieron pasar una manada de carneros y yo los bi y los segui eran de grande cuerpo en demasia el pelo largo los cuernos muy gruesos y grandes para correr enhiestran el rostro y hechã los cuernos sobre el lomo corren mucho por tierra agra que no los pudimos alcançar y los ubimos de dexar.

entrando tres jornadas por el despoblado en la riuera de un rio que esta en wnas grandes honduras de barrancas se hallo un cuerno quel general despues de aber lo uisto lo dexo alli para que los de su canpo le biesen que tenia de largo una braça y tam gordo por el naçimiento como el muslo de un hombre eu la faieron pareçia mas ser de cabron que de otro animal fue cosa de ber pasando adelante y a quel canpo yba una jornada de çibola començo sobre tarde un gran torbellino de ayre frigidissimo y luego se signio gran lubia de niebe que fue harta con friçion para la gente de seruiçio el campo camino hasta llegar a unos peñascos de socareñas donde se llego bien noche y con harto riesgo de los amigos que como eran de la nueba españa y la mayor parte de tierras calientes sintieron mucho la frialdad de aquel dia tanto que ubo harto que haçer otro dia en los reparar y llebar a cauallo yendo los soldados a pie y con este trabajo ego el campo a çibola donde los aguardaba su general hecho el aposento y alli se torno a jũtar aunque algunos capitanes y gente faltaua que auian salido a descubrir otras prouinçias.

 

Capitulo onçe como don pedro de touar descubrio a tusayan o tutahaco y don garci lopes de cardenas bio el rio del tison y lo que mas acaecion.

en el entre tanto que las cosas ya dichas pasaron el general franco uasques como estaba en cibola de pax procuro saber de los de la tierra que prouincias le cayan en comarca y que ellos diesen noticia a sus amigos y uecinos como eran benidos a su tierra cristianos y que no querian otra cosa salbo ser sus amigos y aber notiçia de buenas tierras que poblar y que los biniesen aber y comunicar y ansi lo hiçieron luego saber en aquellas partes que se comunicaban y trataban con ellos y dieron notiçia de una pronincia de siete pueblos de su misma calidad aunque estaban algo discordes que no se trataban con ellos esta pronincia se diçe tusayan esta de cibola ueinte y çinco leguas son pueblos de altos y gente belicosa entre ellos.

el general auia embiado a ellos a don pedro de touar con desisiete hombres de a cauallo y tres o quatro peones fue cou ellos un fray juan de padilla frayle françisco que en su mosedad auia sido hombre belicoso Negados que fueron entraron por la tierra tam secretamente que no fueron sentidos de ningun honbre la causa fue que entre prouincia y prouinçia no ay poblados ni caserias ni las gentes salen de sus pueblos mas de hasta sns heredades en espeçial en aquel tienpo que tenian noticia de que çibola era ganada por gentes ferosissimas que andaban en unos animales que comian gentes y entre los que no auian bisto cauallos era esta notiçia tam grande que les ponia admiraçion y tanto que la gente de los nr̃os Hego sobre noche y pudieron llegar a encubrirse se debajo de la barranca del pueblo y estar alli oyendo hablar los naturales en sus casas pero como fue de mañana fueron descubiertos y se pusieron en orden los de la tierra salieron a ellos bien ordenados de arcos y rodelas y porras de madera en ala sin se desconsertar y ubo lugar que las lenguas hablasen con ellos y se les hiçiese requerimientos por ser gente bien entendida pero con todo esto hacian rayas requiriendo que no pasasen los nuestros aquellas rayas hacia sus pueblos que fuesen porte pasaronse algunas rayas andando hablando con ellos bino a tanto que uno se ellos de desmesuro y con una porra dio un golpe aun cauallo en las camas del freno. el fray juan enojado del tiempo que se mai gastaba con ellos dixo a el capitan en berdad yo no sea que benimos aca bisto esto dieron santiago y fue tam supito que derribaron muchos indios y luego fueron desbaratados y huyeron a el pueblo y a otros no les dieron ese lugar fue tanta la prestesa con que del pueblo salieron de pax con presentes que luego se mando recoger la geute y que no se hiciese mas dano el capitan y los que con el se hallaron buscaron sitio para asentar su real çerca del pueblo y alli se hallaron digo se apearon dõde llego la gents de pax diciendo que ellos benian a dar la obidençia por toda la prouinçia y que los queria tener por amigos que recibiesen aquel presente que les daban que era alguna ropa de algodon aunque poca por no lo aber por aquella tierra dieron algunos cueros adobados y mucha harina y piñol y mais y abes de la tierra despues dieron algunas turquesas aunque pocas aquel dia se recogio la gente de la tierra y binieron a dar la obidençia y dieron abiertamente sus pueblos y que entrasen en ellos a tratar comprar y bender y cambiar.

rigese como çibola por ayuntamiento de los mas ançiauos tenien sus gouernadores y capitanes seria lados aqui se tubo notiçia de un gran rio y que rio abajo a algunas jornadas aula gẽetes muy grandes de cuerpo grande.

como don pedro de touar no llebo mas comiçion bolbio de alii y dio esta notiçia al general que luego despacho alia a don garçi lopes de cardenas con hasta doçe conpañeros para ber este rio que como llego a tusayan siendo bien reçebido y hospedado de los naturales le dieron guias para proseguir sus jornadas y salieron de alli cargados de bastimentos por que auian de yr por tierra despoblada basta el poblado que los indios deçian que eran mas de ueinte jornadas pues como ubieron andado ueinte jornadas llegaron a las barrancas del rio que puestos a el bado de ellas pareçia al otro bordo que aula mas de tres o quatro leguas por el ayre esta tierra era alta y llena de pinales bajos y encorbados frigidissima debajo del norte que con ser en tiempo calieute no se podia biuir de frio en esta barranca estubieron tres dias buscando la bajada para el rio que pareçia de lo alto tendria una braçada de trabesia el agua y por la notiçia de los indios tendria media legua de ancbo fue la baxada cosa inposible porque acabo de estos tres dias pareçiendo les una parte la meuos dificultosa se pusieron a abajar por mas ligeros el capitan melgosa y un juan galeras y otro conpañero y tadaron baxando a bista de ellos de los de arriba basta que los perdieron de uista los bultos quel biso no los alcansaba aber y bolbieron a ora de las quatro de la tarde que no pudieron acabar de bajar por grandes dificultades que hallaron porque lo que arriba parecia façil no lo era antes muy aspero y agro dixeron que auian baxado la tergia parte y que desde donde llegaron parecia el rio muy grande y que conforme a lo que bieron era berdad tener la anchura que los indios deçian de lo alto determinaban unos peñol sillas desgarados de la baranca a el parecer de un estado de hombre juran los que baxaron que llegaron a ellos que eran mayores que la torre mayor de seuilla no caminaron mas arrimados a la barranca de el rio porque no auia agua y hasta alli cada dia se desbiaban sobre tarde una legua o dos la tierra adentro en busca de las aguas y como andubiesen otras quatro jornadas las guias dixeron que no era posible pasar adelante porque no auia agua en tres ni quatro joruadas porque ellos quando caminauan por alli sacaban mugeres cargadas de agua en calabaços y que en aquellas jornadas enterraban los calabaços del agua para la buelta y que lo que caminaban los nuestros en dos dias lo caminaban ellos en uno.

este rio era el del tison mucho mas hacia los nacimientos del que no por donde lo auian pasado melchior dias y su gente estos indios eran de la misma calidad segun despues pareçio desde alli dieron la buelta que no tubo mas efecto aquella jornado y de camino bieron un descolgadero de aguas que baxaban de una peña y supieron de las guias que unos rasimos que colgauan como sinos de christal era sal y fueron alla y cogieron cantidad de ella que trugeron y repartieron quando llegaron en çibola donde por escripto dieron queuta a su general de lo que bieron por que auia ydo con don garçi lopes un pedro de sotomayor que yba por coronista de el campo aquellos pueblos de aquella prouinçia quedaron de paz que nunca mas se biçitaron ni se supo ni procuro buscar otros poblados por aquella uia.

 

Capitulo doçe como binieron a çibola gentes de cicuye a ber los christianos y como fue herdo de aluarado a ber las uacas.

en el comedio que andaban en estos descubrimientos binieron a gibola siertos indios de un pueblo que esta de alii setenta leguas la tierra adeutro al oriente de aquella prouincia a quien nombran cicuye benia eutre ellos un capitan a quien los nr̄os pusieron por nombre bigotes por que traya los mostachos largos era mançebo alto y bien dispuesto y robusto de rostro este dixo al general como ellos benian a le seruir por la noticia que les auian dado para que se les ofreçiese por amigos y que si auian de yr por su tierra los tubiesen por tales amigos hicieron sierto presente de cueros adobados y rodelas y capaçetes fue reçebido con mucho amor y dio les el general basos de bidrio y quētas margaritas y caxcabeles que los tubieron en mucbo como cosa nunca por ellos uista dieron notiçia de uacas que per una que uno de ellos traya pintada en las carnes se saco ser uaca que por los cueros no se podia entender a causa quel pelo era merino y burelado tanto que no se podia saber de que eran aquellos cueros ordeno el general que fuese con ellos hernando de aluarado con ueinte compañeros y ochenta dias de comiçion y quien bolbiese a dar relaçion de lo que hallauan este capitan aluarado prosiguio su jornada y a çinco jornadas llegaron a un pueblo que estaba sobre un peñol deciase acuco era de obra de doçientos hombres de guerra salteadores temidos por toda la tierra y comarca el pueblo era fortissimo porque estaba sobre la entrada del peñol que por todas partes era de peña tajada en tan grande altura que tubiera un arcabuz bien que haçer en hechar una pelota en lo alto del tenia una sola subida de escalera hecha a mano que comencaba sobre un repecho que hacia aquella parte haçia la tierra esta escalera era ancba de obra de doçientos escalones basta llegar a la peña auia otra luego angosta arrimada a la peña de obra de cien escalones y en el remate de ella auian de subir por la peña obra de tres estados por agugeros dõde hincaban las puntas de los pies y se asian con las manos en lo alto auia una albarrada de piedra seca y grãde que sin se descubrir podian derribar tanta que no fuese poderoso ningun exerçito a les entrar en lo alto auia espaçio pa sembrar y coger gran cantidad de maix y cisternas para recoger niene y agua esta gente salio de guerra abajo en lo llano y no aprobechaba con ellos ninguna buena raçon haçiendo rayas y queriendo defender que no las pasasen los nuestros y como bieron que se les dio un apreton luego dieron la plaça digo la pax antes que se les hiçiese daño hicieron sus serimonias de pax que llegar a los cauallos y tomar del sudor y untarse con el y hacer cruçes con los dedos de las manos y aun que la pax mas flga es trabarse las manos una con otra y esta guardan estos inbiolablemente dieron gran cantidad de gallos de papada muy grandes mucho pan y cueros de benado adobados y piñoles y harina y mais.

de alli en tres jornadas llegaron a una provinçia que se dice triguex salio toda de pax biendo que yban con bigotes hombres temido por todas aquellas provinçias de alli embio aluarado a dar auiso a el general para que se biniese a inbernar aquella tierra que no poco se holgo el general con la nueba que la tierra yba mejorando de alli a cinco jornadas llego a cicuye un pueblo muy fuerte de quatro altos los del pueblo salieron a recebir a herdo de aluarado y a su capitan con muestras de alegria y lo metieron en el pueblo con atambores y gaitas que alli ay muchos a manera de pifanos y le hiçieron grāde presente de ropa y turquesas que las ay en aquella tierra en cantidad alli holgaron algunos dias y tomaron lengua de un indio esclabo natural de la tierra de aquella parte que ba hacia la florida ques la parte que don ferdo de soto descubrio en lo ultimo la tierra adentro este dio notiçia que no debiera de grandes poblados llebolo hernando de alvarado por guia para las uacas y fueron tantas y tales cosas las que dixo de las riqueças de oro y plata que auia en su tierra que no curaron de buscar las uacas mas de quanto bieron algunas pocas luego bolbieron por dar a el general la rica notiçia a el indio llamaron turco porque lo pareçia en el aspecto y a esta sacon el general auia embiado a don garcia lopes de lopes de cardenas a tiguex con gente a haçer el aposẽto para lleuar alli a inbernar el campo que a la sason auia llegado de señora y quando hernando de albarado llego a tiguex de buelta de cicuyc hallo a don garcia lopes de cardenas y fue neçesario que no pasase adelante y como los naturales les inportase que biesen digo diesen a donde se aposentasen los españoles fue les foçrado desamparar un pueblo y recogerse ellos a los otros de sus amigos y no llebaron mas que sus personas y ropas y alli se descubrio notiçia de muchos pueblos debajo del norte que creo fuera harto mejor seguir aquella uia que no a el turco que fue causa de todo el mal suseso que ubo.

Capitulo trece como el general llego con poca gente la uia de tutahaco y dexo el campo a don tristan que lo llebo a Tiguex.

todas estas cosas ya dichas auiau pasado quando dou tristan de arellano llego de señora en cibola y conio llego luego el general por noticia que tenia de una prouincia de echo pueblos tomo treinta bombres de los mas descansados y fue por la uer y de alii tomar la buelta de tiguex con buenas guias que lleuaba y dexo ordenado que coiuo descausase la gente ueinte dias don tristan de arellano saliese con el campo la uia derecha de tiguex y asi siguio su camino donde le acontecio que desde un dia q̃ salieron de un aposento basta terçero dia a medio dia que bieron una sierra nebada donde fueron a buscar agua no la bebierou ellos ni sus cauallos ni el seruicio pudo soportala por el gran frio aun que con gran trabajo en ocho jornadas llegaron a tutahaco y alli se supo que aquel rio abaxo auia otros pueblos estos salieron de pax son pueblos de terrados como los de tiguex y del mismo traje salio el general de alli bisitando toda la probinçia el rio arriba basta llegar a tiguex donde ballo a bernando de aluarado y a el turco que no pocas fueron las alegrias que hiço con tam buena nueba porque deçia que auia en su tierra un rio en tierra llana que tenia dos leguas de ancho a donde auia peçes tan grandes como cauallos y gran numero de canoas grandissimas de mas de a ueinte remeros por banda y que lleuaban uelas y que los señores yban a popa sentados debajo de toldos y en la proa una grande aguila de oro deçia mas quel señor de aquella tierra dormia la siesta debajo de un grande arbol donde estabau colgados gran cantidad de caxcabeles de oro que con el ayre le dabã solas deçia mas quel comun seruicio de todos en general era plata labrada y los jarros platos y escudillas eran de oro llamaba a el oro Acochis diose le a el presente credito por la eficaçia con que lo deçia y porque le enseñaron joyas de alaton y oliolo y deçia que no era oro y el oro y la plata cognoçia muy bien y de los otros metales no hacia caso de ellos. embio el general a hernando de albarado otra bez a cicuye a pedir unos brasaletes de oro que deçia este turco que le tomaron a el tiempo que lo prendieron albarado fue y los del pueblo recibieron como amigo y como pidio los bracaletes negaron los por todas uias diciendo quel turco los engañaba y que mentia el capitan aluarado biendo que no auia remedio procuro que biniese a su tienda el capitan bigotes y el gouernador y benidos prendio les en cadenalos del pueblo lo salieron de guerra hechando flechas y denostando a bernando de albarado diçiendole de honbre que quebrantaba la fee y amistad herdo de albarado partio con ellos a tiguex al general donde los tubieron presos mas de seis meseis despues que fue el principio de desacreditar la palabra que de alli adelante se les daba de paz como se uera por lo que despues suçedio.

 

Capitulo catorce como el campo salio de sibola para tiguex y lo que les acaeçio en el camino con niebe.

ya abemos dicbo como quando el general salio de çibola dexo mandado a don tristan de arellano saliese desde a ueinte dias lo qual se hiço que como bido que la gente estaba ya descansada y probeydos de bastimentos y ganosos de salir en busca de su general salio con su gente la buelta de tigues y el primero dia fueron a haçer aposento a un pueblo de aquella probinçia el mejor mayor y mas hermoso solo este pueblo tiene casas de siete altos que son casas particulares que siruen en el pueblo como de fortaleças que son superiores a las otras y salen por encima como torres y en ellas ay troneras y saeteras para defender los altos por que como los pueblos no tienen calles y los terrados son parejos y comunes anse de ganar primero los altos y estas casas mayores es la defença de ellos alli nos començo a nebar y faboreçiose la gete solas las aues digo alaues del pueblo que salen a fuera unos como balcones con pilares de madera por baxo por que comunmēte se mandan por escaleras que suben a aquellos balcones que por baxo no tienen puertas. como dexo de nebar salío de alli el canpo su camino y como ya el tiempo lo lleuaba que era entrada de diçiembre en diez dias que tardo el canpo no dexo de nebar sobre tarde y casi todas las noches de suerte que para haçer los aposentos donde llegaban auian de apalancar un coldo de uiebe y mas no se bio camino empero las guias atino guiaban cognociendo la tierra ay por toda la tierra sauinas y pinos haciase de ello grandes hogueras quel humo y calor haçia a la niebe que caya que se desbiase una braça y dos a la redonda del fuego era nieue seca que aunque cay medio estado sobre el fardaje no mojaba y con sacudilla caya y quedaba el hato limpio como caya toda la noche cubria de tal manera el fardaje y los soldados en sus lechos que si de supito alguien diera en el campo no biera otra cosa que montones de niebe y los cauallos aunque fuese medio estado se soportaba y antes daba calor a los que estaban debajo.

paso el campo por Acuco el gran peñol y como estaban de paz hiçieron buen hospedaje dando bastimentos y abes auque ella es poca gente como tengo dicho a lo alto subieron muchos compañeros por lo ber y los pasos de la peña con gran dificultad por no lo aber usado porque los naturales lo suben y bajan tam liberalmente que ban cargados de bastimentos y las imugeres con agua y 1parece que no tocan las manos y los nios para subir auian de dar las armas los unos a los otros por el paso arriba.

desde alli pasaron a tiguex donde fueron bien recebidos y aposentados y la tam buena nueba del turco que no dio poca alegria segun alibiaba los trabajos aunque quando el campo llego hallamos aleada aquella tierra o probincia por ocaçion que para ello ubo que no fue pequeña como se dira y auian ya los nr̄os quemado un pueblo un dia antes que el campo llegase y bolbian a el aposento.

 

Capitulo quinçe como se alço tiguex y el castigo que en ellos ubo sin que lo ubiese en el causador.

dicho sea comno el general llego a tiguex donde hallo a don garci lopes de cardenas ya hernando de albarado y como lo torno a embiar a cicuye y truxo preso a el capitan bigotes y a el gouernador del pueblo que era un hombre ançiano de esta pricion los tiguex no sintieron bien juntose con esto q̄ el general quiso recoger alguna ropa para repartir a la gente de guerra y para esto hiço llamar a un indio principal de tiguex que ya se tenia con el mucho conosimiento y conbersaçion a quien los nuestros llamauan juan aleman por un juan aleman que estaba en mexico a quien deçian pareçer a queste hablo el general diciendo que le probeyese de tresientas pieças de ropa o mas que auia menester para dar a su gente el dixo que aquello no era a el haçer lo sino a los gouernadores y que sobre ello era menester entrar en consulta y repartirse por los pueblos y que era menester pedir lo particularmente a cada pueblo por si ordenolo ansi el general y que lo fuesen a pedir siertos hombres seualados de los que con el estaban y como eran doçe pueblos que fuesen unos por la una parte del rio y otros por la otra y como fuese de inanos aboca no les dieron lugar de se consultar ni tratar sobre ello y como llegaria a el pueblo luego se les pedia y lo abian de dar porque ubiese lugar de pasar adelante y con esto no tenian mas lugar de quitarse los pellones de ençima y darlos hasta que llegase el numero que se les pedia y algunos soldados de los que alli yban que los cogedores les daban algunas mantas o pellones sino eran tales y bian algun indio con otra mejor trocabanse la sin tener mas respecto ni saber la calidad del que despojaban que uo poco sintieron esto allende de lo dicho del pueblo del aposento salio un sobre saliente que por su honra no le nombrare y fue a otro pueblo una legua de alli y biendo una muger hermosa llamo a su marido que le tubiese el cauallo de rienda en lo bajo y el subio a lo alto y como el pueblo se mandaba por lo alto creyo el iudio que yba a otra parte y detenido alli ubo sierto rumor y el bajo y tomo su cauallo y fuese el indio subio y supo que auia forçado o querido forçar a su muger y juntamente con las personas de calidad del pueblo se uino a quexar diçiendo que un hombre le auia forçado a su muger y conto como auia pasado y como el general hiço pareçer todos los soldados y personas que con el estaban y el indio no lo conoçio o por aberse mudado la ropao por alguna otra ocaçion que para ello ubo pero dixo que conoçeria el cauallo porq̄ lo tubo de rienda fue lleuado por las cauallerisas y hallo un canallo enmantado hobero y dixo que su dueño de aquel cauallo era el dueño nego biendo quel no abia conoçido y pudo ser que se herro en el cauallo finalmente el se fue sin aber en mienda de lo que pedia otra dia uino un indio del canpo que guardaba los cauallos herido y huyendo diciendo que le auian muerto un compañero y que los indios de la tierra se llebarian los cauallos ante cogidos hacia sus pueblos fueron a recoger los cauallos y faltaron nauchos y siete mulas del general.

otro dia fue don garci lopes de cardenas a ber pueblos y tomar de ellos lengua y hallo los pueblos serrados con palenques y gran grita dētro corriendo los cauallos como en coso de toros y flechandolos y todos de guerra no pudo haçer cosa por que no salieron a el campo que como son pueblos fuertes no les pudieron enojar luego ordeno el general que don garçi lopes de cardenas fuese a çercar un pueblo con toda la demas gente y este pueblo era donde se hiço el mayor daño y es donde acaeçio lo de la india fueron muchos capitanes que auian ydo delante con el general como fue juan de saldiuar y barrio nuebo y diego lopes y melgosa tonaron a los indios tam de sobresalto que luego les ganaron los altos con mucho riesgo porque les hirieron muchos de los nuestros por saeteras que hacian por de dentro de las casas estubieron los nuestros en lo alto a mucho riesgo el dia y la noche y parte de otro dia haçiendo buenos tiros de ballestas y arcabuçes la gente de a cauallo en el campo con muchos amigos de la nueba españa y daban por los sotanos que auian aportillado grandes humasos de suerte que pidieron la paz hallaronse aquella parte pablos de melgosa y diego lopes ueinti quatro de seuilla y respondieronles cõ las mismas señales que ellos haçian de paz que es haçer la cruz y ellos luego soltaron las armas y se dieron a md llebabanlos a la tienda de don garçia el qual segun se dixo no supo de la paz y creyo que de su boluntad se daban como hombres benzidos y como tenia mandado del general que no los tomase a uida porque se hieiese castigo y los demas temiesen mando que luego hincasen doçientos palos para los quemar biuos no ubo quien le dixese de la paz que les auian dado que los soldados tan poco lo sabian y los que la dieron se lo callaron que no hiçieron caso de ello pues como los enemigos bieron que los yban atando y los començaban a quemar obra de çien hombres que estaban en la tiẽda se començaron a haçer fuertes y defenderse con lo que estaba dentro y con palos que salian a tomar la gente nuestra de a pie dan en la tieda por todas partes estocadas que los hacian desmanparar la tienda y dio luego la gente de a cauallo en ellos y como la tierra era llana no les quedo hombre a uida sino fueron algunos que se auian quedado escondidos en el pueblo que huyeron a quella noche y dieron mandado por toda la tierra como no les guardaron la paz que les dieron que fue despues harto mal y como esto fue hecho y luego les nebase desampararon el pueblo y bolbieronse a el aposento a el tièpo que llegaba el campo de cibola.

 

Capitulo desiseis como se puso çerco a tiguex y se gano y lo que mas àcontencio mediante el cerco.

como ya e coutado quando acabaron de gañar aquel pueblo començo a nebar eu aquella tierra y nebo de suerte que eu aquellos dos meses no se pudo haçer nada salbo yr por los caminos a les abisar que biniesen de pax y que serian perdonados dandoles todo seguro a lo qual ellos respondieron que no se fiarian de quien no sabia guardar la fe que daban que se acordasen que tenian preso a bigotes y que en el pueblo quemado no les guardaron la paz fue uno de los que fueron a les haçer estos requerimientos don garcia lopes de cardenas que salio con obra de treinta compañeros un dia y fue a el pueblo de tiguex y a hablar con juan aleman y aunque estaban de guerra binieron a hablalle y le dixeron que si queria hablar con ellos q̄ se apease y se llegauan a el a hablar de paz y que se desbiase la gente de a cauallo y harian apartar su gente y llegaron a el el juan aleman y otro capitan del pueblo y fue hecho ansi como lo pedian y a que estaba çerca de ellos dixeron que ellos no trayan armas que se las quitase don garcia lopes lo hiço por mas los asegurar cō gana que tenia de los traer de paz y como llego a ellos el juan aleman lo bino a abraçar en tanto los dos que con el benian sacaron dos maçetas que secretamente trayan a las espaldas y dieronle sobre la çelada dos tales golpes que casi lo aturdieron hallaron dos soldados de a cauallo çerca que no se auian querido apartar aunqne les fue mandado y arremetieron con tanta presteça que lo sacaron de entre sns manos aunque no puedieron enojar a los enemigos por tener la acogida çerca y grandes rosiadas de flechas que luego binieron sobre ellos y a el uno le atrabesaron el cauallo por las narises la gente de acauallo llego toda de tropel y sacaron a su capitan de la priesa sin poder dañar a los enemigos antes salieron muchos de los nr̄os mal heridos y asi se retiraron quedando algunos haçiendo rostro don garçia lopes de cardenas con parte de la gente paso a otro pueblo que estaba media legua adelante porque en estos dos lugares se auia recogido toda la mas gente de aquellos pueblos y como de los requerimientos que les hiçieron no hiçierou caso ni de dar la paz antes con grandes gritos tiraban flechas de lo alto y se bolbio a la compañia que auia quedado haciendo rostro a el pneblo de tiguex entonçes salieron los del pueblo en gran cantidad los nr̄os a media rienda dieron muestra que hayan de suerte que sacaron los enemigos a lo llano y rebulbieron sobre ellos de manera que se tendieron algunos de los mas señalados los demas se recogieron al pueblo y a lo alto y ansi se bolbio este capitan a el aposento.

el general luego como esto paso ordeno delos yr açercar y salio un dia con su gente bien ordenada y con algunas escalas llegado asento su real junto a el pueblo y luego dieron el combate pero como los enemigos auia muchos dias que se pertrechaban hecharon tanta piedra sobre los nr̄os que a muchos tendieron en tierra y hirieron de flechas çerca de çien hombres de que despues murieron algunos por mala cura de un mal surugano que yba en el campo el çerco duro sinqnenta dias en los quales algunas neces se les dieron sobresaltos y lo que mas les aqnexo fue que no tenian agua y hiçieron dentro del pueblo un poso de grandissima hondura y no pudieron sacar agua antes se les derrumbo a el tiempo que lo hacian y les mato treinta personas murieron de los çercados doçientos hombres de dentro en los combates y un dia que se les dio un combate recio mataron de los nr̄os a francisco de obando capitan y maestre de campo que auia sido todo el tiempo que don garcia lopes de cardenas andubo en los descubrimientos ya dichos y a un francisco de pobares buen hidalgo a francisco de obando metieron en el pueblo que los nr̄os no lo pudieron defender q̅ no poco se sintio por ser como era persona señalada y por si tam honrado afable y bien quisto que era marauilla antes que se acabase de ganar un dia llamaron a habla y sabida su demanda fue deçir que tenian cognoçido que las mugeres ni a los niños no haciamos mal que querian dar sus mugeres y hijos por que les gastaban el agua no se pudo acabar con ellos que se diesen de paz diçiendo que no les guardaria la palabra y asi dieron obra de çien personas de niños y mugeres que no quisieron salir mas y mientras las dieron estubieron los nr̅os a cauallo en ala delante del pueblo don lope de urrea a cauallo y sin çelada andaba reçibiendo en los braços los niños y niñas y como ya no quisieron dar mas el don lope les inportunaba que se diesen de pax haçiendo les grandes promeças de seguridad ellos le dixeron que se desbiase que no era su uoluntad de se fiar de gente que no guardaba la amistad ni palabra que daban y como no se quisiese desbiar salio uno con un arço a flechar y con una flecha y amenasolo con ella que se la tiraria sino se yba de alli y por boçes que le dieron que se pusiese la çelada no quiso diçiendo qne mientras alli estubiese no le harian mal y como el indio bido que no se queria yr tiro y hincole la flecha par de las mauos de el cauallo y en arco luego otra y toruo le a deçir que se fuese sino que le tirarian de beras el don lope se puso su çelada y paso ante paso se uino a meter entre los de a cauallo sin que recibiese enojo de ellos y como le bieron que ya estaba en salbo con gran grita y alarido comencaron arroçiar flecheria el general no quiso que por a quel dia se les diese bateria por ber si los podian traer por alguna uia de paz lo qual ellos jamas quisieron.

desde a quinçe dias determinaron de salir una noche y ansi lo hicieron y tomando en medio las mugeres salieron a el quarto de la modorra uelauan aquel quarto quarenta de a cauallo y dando aclarma los del quartel de don rodrigo maldonado dieron en ellos los enemigos derribaron un español muerto y un cauallo y hirieron a otros pero ubieron los de romper y haçer matança en ellos hasta que retirandose dieron consigo en el rio que yba corriente y frigidissimo y como la gente del real acudio presto fueron pocos los que escaparon de muertos o heridos otro dia pasaron el rio la gente del real y hallaron muchos heridos que la gran frialdad los auia deribado en el campo y trayan los para curar y siruirse de ellos y ansi se acabo aquel çerco y se gano el pueblo aun que algunos que quedaron en el pueblo se rrecibieron en un barrio y fueron tomados en pocos dias. palabra y asi dieron obra de çien per el otro pueblo grande mediāte de çerco le auian ganado dos capitanes que fueron don diego de gueuara y ju° de saldibar que yendo les una madrugada a echar una çelada para coger en ella sierta gente de guerra que acostumbraba a salir cada mañana a haçer muestra por poner algun temor en nío real las espias que teniā puestas para quando los biesen benir bieron como saliã gentes y caminaban haçia la tierra salieron de la çelada y fueron para el pueblo y bieron huir la gente y siguieron la haciendo en ellos matança como de esto se dio mandado salio gente del real que fueron sobre el pueblo y lo saquearon prēdiendo toda la gente que en el hallaron en que ubo obra de çien mugeres y niños acabose este çerco en fin de marco del año de quarenta y dos en el qual tiempo acaecieron otras cosas de que podria dar notiçia que por no cortar el hilo las he dexado pero deçir sean agora porque conbienese sepan para entender lo de adelante.

 

Capitulo desisiete como binieron a el campo mensajeros del ualle de señora y como murio el capitan melchior dias en la jornada de tizon.

ya diximos como melchior dias el capitan auia pasado en balsas el rio del tiçon para proseguir adelante el descubrimiento de aquella costa pues a el tiempo que se acabo de ercollegaron mensajeros a el caupo de la uilla de san hieronimo con cartas de diego de alarcon que auia quedado alli eu lugar del melehior dias trayan nnebas como melchior dias auia muerto en la demanda que lleuaba y la gente se auia buelto sin ber cosa de lo que deseaban y paso el caso desta manera.

como ubieron pasado el rio caminaron en demanda de la costa que por alli ya daba la buelta sobre el sur o entre sur y oriente porque aquel ancon de mar entra derecho al norte y este rio entre en el remate del ancon trayendo sus corrientes debaxo del norte y corre a el sur yedo como yban caminando dieron en unos medaños de çenisa ferbiente que no podia nadie entrar a ellos porque fuera entrarse a hogar en la mar la tierra que hollaban temblaba como tenpano que pareçia que estaban debaxo algunos lagos parecio cosa admirable que asi herbia la çenisa en algunas partes que parecia cosa infernal y desbiando se de aqui por el peligro que parecia que llebauan y por la falta del agua un dia un lebrel que lleuaba un soldado antojo se le dar tras de unos carneros que llebauan para bastimento y como el capitan lo bido arronjole la lança de enquentro yendo corriendo y hincola en tierra y no pudiendo deteuer el cauallo fue sobre la lança y enclabose la por el muslo que le salio el hierro a la ingle y le rompio la begiga bisto esto los soldados dieron la buelta con su capitan siendo teniendo cada dia refriegas con los indios que auian quedado rebelados bihio obra de ueinte dias que por le traer pasaron gran trabajo y asi bolbieron hasta que murio con buena orden sin perder un honbre ya yban saliendo de lo mas trabajoso llegados a señora hiço alcaraz los mensajeros ya dichos haciendolo saber y couo algunos soldados estaban mal asentados y procuraban algunos motines y como auia sentenciado a la horca a dos que despues se le auian huydo de la priçion.

el general bisto esto enbio a quella uilla a dou pedro de touar para que entresacase alguna geute y para que llebase consigo mensajeros que embiaba a el uisorey don Antonio de mendoça con recaudos de lo aconteçido y la buena nueba del turco.

don pedro de touar fue y llegado alla hallo que auian los naturales de aquella probinçia muerto con una flecha de yerba a un sooldado de una muy pequeña herida en una mano sobre esto auian ydo alla algunos soldados y no fueron bien recebidos don pedro de tobar embio a diego de alcaraz con gente aprender a los prinçipales y señores de un pueblo que llaman el ualle de los uellacos que esta en alto llegado alla los prendieron y presos parecio le a diego de alcaraz de los soltar a trueque de que diesen algun hilo y ropa y otras cosas de que los soldados tenian necesidad biendose sueltos alsarose de guerra y subieron a ellos y como estaban fuertes y tenian yerba mataron algunos españoles y hirieron otros que despues murieron en el camino bolbiendose retirandose para su uilla y sino lleuaran cousigo amigos de los coraçones lo pasaron peor bolbieron a la nilla dexando muertos desisiete soldados de la yerba que con pequeña herida morian rabiando rompiendose las carnes con un pestelencial hedor inconportable bisto por don pedro de touar el daño pareçiendoles que no quedaban seguros en aquella uilla la paso quarenta leguas mas haçia çibola al ualle del suya donde los dexaremos por contar lo que a bino a el general con el campo despues del cerco de tiguex.

 

Capitulo desiocho como el general procuro dexar asentada la tierra para ir en demanda de quisuira donde deçia el turco auia el prinçipio de la riqueça.

mediante el çerco de tiguex el general quiso yr a cicuye llebando consigo a el gouernador para lo poner en libertad con proniesas que quando saliese para quiuira daria libertad a bigotes y lo dexaria en su pueblo y como llego a cicuye fue reçibido de paz y entro en el pueblo con algunos soldados ellos reçibieron a su gouernador con mucho amor y fiesta bisto que ubo el pueblo y hablado a los naturales dio la buelta para su canpo quedando cicuye de paz con esperança de cobrar su capitan bigotes.

acabado que fue el çerco como ya abemos dicho embio un capitan a chia un bueu pueblo y de mucha gente que auia embiado a dar la obidençia que estaba desbiado del rio al poniente quatro leguas y hallaronle de paz a qui se dieron aguardar quatro tiros de bronçe questaban mal acondiçionados taınbien fueron a quirix probiucia de siete pueblos seis compañeros y en el primer pueblo que seria de çien ueçinos huyerou que no osaron a esperar a los nōs y los fueron atajar arrienda suelta y los bolbieron a el pueblo a sus casas con toda seguridad y de alli abisaron a los demas pueblos y los aseguraron y asi poco a poCo se fue asegurando toda la comarca en tanto quel rio se deshelaba y se dexaba badear para dar lugar a la jornada annque los doçe pueblos de tiguex nunca en todo el tiempo que por alli estubo el campo se poblo ninguno por seguridad ninguna que se les diese.

y como el rio fue deshelado que lo auia estado casi quatro nmeses que se pasaba por ençima del yelo a cauallo ordenose la partida para quibira donde decia el turco que auia algun oro y plata aunque no tanto como en Arche [Arehe?] y los guaes ya auia algunos del campo sospechosos del turco porque mediante el cerco tenia cargo del un español que se llamaua seruantes y este español juro con solenidad que auia bisto a el turco lhablar en uua olla de agua con el demonio y que teniendolo el debaxo de llaue que nadie podia hablar con el le auia preguntado el turco a el que a quien auian muerto de los cristianos los de tiguex y el le dixo que a no nadie y el turco le respondio mientes que çinco christianos an muerto y a un capitan y que el çeruantes biendo que deçia berdad se lo conçedio por saber del quien se lo auia dicho y el turco le dixo quel lo salia por si y que para aquello no auia neçesidad que nadie se lo dixese y por esto lo espio y bio hablar con el demonio en la olla como e dicho.

con todo esto se hiço alarde para salir de tiguex a este tiempo llegaron gentes de cibola a ber a el general y el general les encargo el buen tratamiento de los españoles que biniesen de señora con don pedro de touar y les dio cartas que le diesen a don pedro en que le daba abiso de lo que debia de haçer y como abia de yr en busca del campo y que hallaria cartas debajo de las cruçes en las jornadas que el campo abia de haçer salio el campo de tiguex a çinco de mayo la buelta de cicuye que como tengo dicho son ueinte y cinco jornadas digo leguas de alli lleuando de alli a bigotes llegado alla les dio a su capitan que ya andaba suelto con guardia el pueblo se holgo mucho con el y estubieron de paz y dieron bastimentos y bigotes y el gouernador dieron a el general un mancebete que se deçia xabe natural de quiuira para que del se informasen de la tierra este deçia que abia oro y plata pero no tanto como deçia el turco toda úia el turco se afirmaua y fue por guia y asi salio el campo de alli.

 

Capitulo desinueue como salieron en demanda de quiuira y lo que acontecio en el camino.

salio el campo de cicuye dexando el pueblo de paz y a lo que pareçio contento y obligado a mantener la amistad por les aber restituydo su gouernador y capitan y caminando para salir a lo llano que esta pasada toda la cordillera a quatro dias andados de camino dieron en un rio de gran corriente hondo que baxaba de hacia cicuyc y a queste se puso nombre el rio de cicuyc detubieron se aqui por haçer puente para le pasar acabose en quatro dias con toda diligençia y prestesa hecha paso todo el campo y ganados por ella y a otras diez jornadas dieron en unas racherias de gente alarabe que por alli son llamados querechos y ania dos dias que se auian uisto uacas esta gente biuen en tiendas de cueros de uacas adobados andan tras las uaças haçiendo carne estos aun que bieron nio campo no hiçieron mudamiento ni se alterarou antes salieron de sus tiendas a ber esentamente y luego binieron a halblar con la auanguardia y dixeron que se a el campo y el general hablo con ellos y como ya ellos auian hablado con el turco que yba en la auanguardia cõformarou con el en quanto deçia era gente muy entendida por señas que pareçiã que lo decian y lo daban tan bien a entender que no auia mas necesidad de interprete estos dixeron que baxando hagia do sale el sol ania un rio muy grande y que yria por la riuera del por poblados nouenta dias sin quebrar de poblado en poblado deçian quese decia lo primero del poblado haxa y que el rio era de mas de una legua de ancho y que auia muchas canoas estos salieron de alli otro dia con harrias de perros en que llebabā sus aberes desde a dos dias que todauia caminaba el campo a el rumbo que auian salido de lo poblado que era entre norte y oriente mas haçia el norte se bieron otros querechos rancheados y graude numero de uacas que ya pareçia cosa increibble estos dieron gradissima noticia de poblados todo a el oriente de donde nos hallamos a qui se quebro don garçia un braço y se perdio un español que salio a casa y no aserto a boluer al real por ser la tierra muy llana decia el turco que auia a haya una o dos jornadas el general embio adelante a el capitan diego lopes a la ligera con diez compañeros dandole ruuibo por una guia de mar haçia adonde salia el sol que caminase dos dias a toda priesa y descubriese a haxa y bolbiese a se topar con el caupo otro dia salio por el mesmo rumbo y fue tan to el ganado que se topo que los que yban en la auanguardia cogierõ por delante un gran numero de toros y conio liuyan y unos a otros serrenpugaban dieron en una barranca y cayo tanto ganado dentro que la emparejaron y el demas ganado paso por ençima la gete de a cauallo que yba en pes de ellos cayeron sobre el ganado sin saber lo que haçian tres cauallos de los que cayeron ensillados y enfrenados se fueron entre las bacas que no pudieron mas ser abidos.

Como a el general le parecio que seria ya de buelta diego lopes hiço que seis compañeros siguisen una ribera arriba de un pequeño rio y otros tantos la riuera abajo y que se mirase por el rastro de los cauallos en las entradas o las salidas del rio porque por la tierra no es posible hallarse rastro porque la yerua en pisandola se torna a leuantar hallose por donde auian ydo y fue bentura que a las bueltas auian ydo indios del campo en busca de fruta una gran legua de donde se hallo rastro y toparon con ellos y ansi bajaron el rio abajo a el real y dieron por nueua a el general que en ueinte leguas que auian andado no auian uisto otra cosa siuo uacas y çielo yba en el campo otro indio pintado natural de quiuira que se deçia sopete este indio siempre dixo que el turco mentia y por esto no haçian caso del y aunque en esta saçon tambien lo deçia como los querechos auian informado con el y el y sopete no era creydo.

desde aqui embio el general delante a don rodrigo maldonado con su compañia el qual camino quatro dias y llego a una barranca grande como las de colima y hallo en lo bajo de ella gran rancheria de gente por aqui aula atrabesado cabeça de uaca y dorantes aqui presãtaron a don rodrigo un monton de cueros adobados y otras cosas y una tienda tan grande como una casa en alto lo qual mando que asi la guardasen hasta quel campo llegase y embio cōpañeros que guiasen el campo haçia aquella parte porque no se perdiesen aunque auian ydo haçiendo mojones de guesos y boñigas para que el campo se siguiese y desta manera se guiaba ya el campo tras la abanguardia.

llego el general con su campo y como bio tan gran multitud de cueros penso los repartir cō la gente y hiço poner guardas para que mirasen por ellos pero como la gente llego y bieron los companeros que el general embiaba algunos hombres particulares con señas para que les diesen las guardas algunos cueros y los andaban a escoger enojados de que no se repartia cō orden dan saco mano y en menos de quarto de ora no dexaron sino el suelo limpio.

los naturales que bieron aquello tambien pusieron las manos en la obra las mugeres y algunos otros quedaron llorando porque creyeron que no les auian de tomar nada sino bendeçirse lo como auian hecho cabeça de uaca y dorantes quando por alli pasaron aqui se hallo una india tam blanca como muger de castilla saluo que tenia labrada la barua como morisca de berberia que todas se labran en general de aquella manera por alli se ahogolan los ojos.

 

Capitulo ueinte como cayeron grandes piedras en el campo y como se descubrio otra barranca donde se dibidio el campo en dos partes.

estando descansando el campo en esta barranca que abemos dicho una tarde començo un torbellino con grandissimo ayro y graniço y en pequeño espaçio bino tam grande multitud de piedra tam grandes como escudillas y mayores y tam espesas como luk que en parte cubrieron dos y tres palmos y mas de tierra y nno dexo el cauallo digo que ningun cauallo ubo que no se solto sino fueron dos o tres que acudieron a los tener negros enpabesados y conseladas y rrodelas que todos los demas llebo por delante hasta pegallos con la barranca y algunos subio donde con grã trabajo se tornaron abajar y si como los tomo alli dentro fuera en lo llano de arriba quedara el campo a gran rriesgo siu cauallos que muchos no se pudieran cobrar rrompio la piedra muchas tiendas y abollo muchas çeladas y lastimo muchos cauallos y quebro toda la losa del canpo y calabaços que no puso poca necesidad porque por alli no ay losa ni se hace ni calabaços ni se siembra maiz ni comen pan salbo carne cruda o nial asada y fructas.

desde alli ombio el general a descubrir y dieron en otras rancherias Alexeres a quatro jornadas a manera de alixares era tierra muy poblada adonde auia muchos frisoles y siruelas como las de castilla y parrales duraban estos pueblos de rancherías tres jornadas desiase cona desde aqui salieron con el campo algunos teyas porque asi se deçian aquellas gentes y caminaron con sus barrias de perros y mugeres y hijos hasta la prostera jornada de las otras donde dieron guias para pasar adelante a donde fue el canpo a una barranca grande estas guias no las deçaban hablar con el turco y no hallauan las noticias que de antes decian que quiuira era hacia el norte y que no hallauamos buena derrota con esto se començo a dar credito a ysopete y ansi llego el campo a la prostera barrāca que era una legua de borbo a bordo y un pequeño rio en lo bajo y un llano lleno de arboleda con mucha uba morales y rosales que es fruta que la ay en francia y sirue de agraz en esta barranca la auiā madura abia nueses y galinas de la calidad de las de la nueba españa y siruelas como las de castilla y en cantidad en este camino se bio a un teya de un tiro pasar un toro por ambas espaldas que un arcubuz tiene bien que hacer es gēte bieu entendida y las mugeres bien tratadas y de berguença cubren todas sus carnes traen çapatos y borseguiez de cuero adobado traen mantas las mugeres sobre sus faldellines y mangas cogidas por las espaldas todo de cuero y unos como sanbenitillos con rapasejos que llegan a medio muslo sobre los faldellines.

en esta barranca holgo el campo muchos dias por buscar comarca hicieronse hasta aqui treinta y siete jornadas de camino de a seis y de a siete leguas porque se daba cargo a quien fuese tasanda y un con

CEX D186-187 Facsimile of pages from Casteñada's Relacion.jpg

Facsimile of pages from Casteñada's Relacion

tando por pasos deçian que auian a el poblado do doçientas y sinquenta leguas bisto ya y cognoçido por el general fran nasques como hasta alli auian andado engañados por el turco y que faltauan los bastimentos a el campo y que por alli no auia tierra dõde se pudiesen probeer llamo a los capitanes y alferes a junta para acordar lo que les paresiese se debiese haçer y de acuerdo de todos fue quel general contreinta de a cauallo y media doçena de peones y fuese en demanda de quiuira y que dō tristan de arellano bolbiese con todo el campo la buelta de tiguex sabido esto por la gente del canpo y como ya se sabia lo acordado suplicaron de ello a su general y que no los dexase de lleuar adelante que todos querian morir con el y no bolber atras esto no aprobecho aunque el general les concedio que les enubiaria mensajeros dentro de ocho dias si cõbiniese seguirle o no y con esto se partio con las guias que lleueba y con ysopete el turco yba arrecando en cadena.
 

Capitulo weinte y uno como el campo bolbio a tiguex y el general llego a quiuira.

partio el general de la barranca con las guias que los teyas le auian dado hiço su maestro de campo a el ueinte y quatro diego lopes y llebo de la gēte que le parecio mas escogida y de mejores cauallos el canpo quedo con alguna esperança que embiaria por el general y tornaron se lo a embiar a suplicar a el general con dos hombres de a cauallo a la ligera y por la posta. el general llego digo que se le huyeron las guias en las primeras jornadas y ubo de bolber diego lopes por guias a el campo y con mandado quel cãpo bolbiose a tiguex a buscar bastimentos y a aguardar a el general dieronle otras guias que les dieron los teyas de boluntad aguardo el campo sns mensajeros y estubo alli quince dias haciendo carnaje de bacas para lleuar tubose por qnenta que se mataron en estos quinse dias quinientos toros era cosa increyble el numero de los que auia sin bacas perdiose en este comedio mucha gente de los que salian a caça y en dos ni tres dias no tornaban a bolber a el campo andando desatinados a una parte y a otra sin saber bolber por donde auian ydo y con aber aquella barranca que arriba o abaxo auian de atinar y como cada noche se tenia quenta con quien faltaua tirauan artilleria y tocauan trompetas y a tambores y haçian grandes hogaredas y algunos se hallaron tam desbiados y abian desatinado tanto que todo esto no les aprobechaua nada aunque a otros les balio el remedio era tornar adonde mataban el ganado y haçer una uia a una parte y a otra hasta que daban con la barranca o topaban con quien los encaminaua es cosa de notar que como la tierra es tam llana en siendo medio dia como an andado desatinados en pos de la caça a una parte y a otra sean de estar cabe la caça quedos hasta que decline el sol para ber a que rumbo an de bolber a donde salieron y aun estos auian de ser hombres entendidos y los que no lo eran se anian de encomendar a otros.

el general siguio sus guias hasta llegar a quiuira en que gasto quarenta y ocho dias de camino por la grande cayda que auian hecho sobre la florida y fue reçebido de paz por las guias que lleuaba preguntaron a el turco que porque auia metido y los auia guiado tam abieso dixo que su tierra era haçia aquella parte y que allende de aquello los de cicuye le auian rogailo que los truxese perdidos por los llanos por que faltando les el bastimento se muriesen los cauallos y ellos flacos quando bolbiesen los podrian matar sin trabajo y bengarse de lo que auian hecho y que por esto los abia desrumbado creyendo que no supieran caçar ni mantenerse sin maiz y que lo del oro que no sabia adonde lo auia esto dixo ya como desesperado y que se hallaba corrido que auain dado credito a el ysopete y los auia guiado mejor que no el y temiendose los que alli yban que no diese algun abiso por donde les biniese algun daño le dieron garrote de que el ysopete se holgo porque siēpre solia deçir que el ysopete era un bellaco y que no sabia lo que se decia y siempre le estorban ban que no hablase con nadie no se bio entre aquellag ente oro ni plata ni noticia de ello el señor traya al cuello una patena de cobre y no la tenia en poca.

los mensajeros quel campo embio en pos del general bolbieron como dixe y luego como no truxeron otro recaudo que el que el ueinti qnatro auia dicho el campo salio de la barranca la buelta de los teyas a donde tomaron guias que los bolbiesen por mas derecho camino ellos las dieron de boluntad porque como es gente que no para por aquellas tierras en pos del ganado todo lo saben guiaban desta manera luego por la mañana mirabã a donde salia el sol y tomaban el rumbo qne auian de tomar y tiraban una flecha y antes de llegar a ella tirauan otra por ençima y desta manera yban todo el dia hasta las aguas adonde se auia de haçer jornada y por este orden lo que se auia andado a la yda en treinta y siete jornadas se bolbio en ueinte y çinco caçãdo en el camino uacas hallaronse en este camino muchas lagunas de sal que la auia en gran cantidad auia sobre el agua tablones della mayores que mesas de quatro y de çinco dedos de grueso debajo del agua a dos y tres palmos sal en grano mas sabrosa que la de los tablones por que esta amargaba un poco era cristalina auia por aquellos llanos unos animales como hardillas en gran numero y mucha suma de cueuas de ellas uino en esta buelta a tomar el campo el rio de cicuyc mas de treinta leguas por bajo de ella digo de la puente que se auia hecho a la yada y subiose por el arriba que en general casi todas sus riueras tenian rosales que son como ubas moscateles en el comer naçen en unas uaras delgadas de un estado tiene la oja como peregil auia ubas en agraz y mucho uino y oregano deçian las guias que se juntaba este rio con el de tiguex mas de ueinte jornadas de alli y que boluian sns corrientes a el oriente creese que ban a el poderoso rio del espiritu santo que los de don hernando de soto descubrieron en la florida en esta jornada a la yda se hundio una ivdia labrada a el capitan juan de saldibar y fue las barrancas abajo huyendo que reconoçio la tierra por que en tiguex donde se ubo era esclaua esta india ubieron a las manos siertos españoles de los de la florida que auian entrado descubriendo hacia aquella parte yo les oy deçir quãdo bolbieron a la nueba españa que les auia dicho la india que auia nuebe dias que se auia huydo de otros y que nombro capitanes por donde se debe creer que no llegamos lejos de lo que ellos descubrieron aunque dicen que estaban entonçes mas de dosientas leguas la tierra adentro creese que tiene la tierra de trabesia por aquella parte mas de seicientas leguas de mar a mar.

pues como digo el rio arriba fue el campo hasta llegar a el pueblo de cicuye el qual se ballo de guerra que no quisieron mostrarse de paz ni dar ningun socorro de bastimento de alli fueron a tiguex que ya algunos pueblos de auian tornado a poblar que luego se tornaban a despoblar de temor.

 

Capitulo ueinte y dos como el general bolbio de quiuira y se hiçieron otras entradas debajo del norte.

luego que don tristan de arellano llego en tigues mediado el mes de jullio del año de quarenta y dos hiço recoger bastimentos para el inbierno bevidero y enbio a el capitan francisco de barrio nuebo con alguna gēte el rio arriba debajo del norte en que bio dos prouinçias que la una de decia bemes de siete pueblos y la otra yuqueyunque los pueblos de hemes salieron de paz y dieron bastimentos los de yuqueyunque en tanto que el real se asentaba despoblaron dos muy hermosos pueblos que tenian el rio en medio y se fueron a la sierra a donde tenian quatro pueblos muy fuertes en tierra aspera que no se podia yr a ellos a cauallo en estos dos pueblos se ubo mucho bastimento y loça muy hermoça y bedriada y de muchas labores y hechuras tambien se hallaron muchas ollas llenas de metal escogido reluciente con que bedriaban la losa era señal que por aquella tierra auia minas de plata si se buscaran.

ueinte leguas adelante el rio arriba auia un poderoso y grande rio digo pueblo que se decia braba a quien los nios pusieron ualladolid tomaba el rio por medio pasabase por puentes de madera de muy largos y grandes pinos quadrados y en este pueblo se bieron las mas grandes y brabas estufas que en toda aquella tierra porque eran de doçe pilares que cada uno tenia dos braças de ruedo de altura de dos estados este pueblo auia uisitado hernando de aluarado quando descubrio a çicuye es tierra muy alta y figridissima el rio yba hondo y de gran corriente sin ningun uado dio la buelta el capitau barrio nuebo dexando de pas aquellas prouincias.

otro capitan fue el rio abajo en busca de los poblados que decian los de tutahaco ania algunas jornadas de alli estecapitan bajo ochenta leguas Rioque se hundi. y hallo quatro pueblos grandes que dexo de paz y andubo hasta que hallo quel rio se sumia debaxo de tierra como guadiana en extremadura no paso adelāte donde los indios decian q̄ salia muy poderoso por no llebar nas comiçion de ochẽta leguas de camino y como bolbio este capitan y se llegaba el plaço en que el capitan abia de bolber de quiuira y no bolbia don tristan señalo quarenta conpañeros y dexando el campo a franᶜᵒ de barrio nuebo salio con ellos a buscar el general y como llego a cicuye los del pueblo salieron de guerra que fue causa que se detubiesen alli quatro dias por les haçer algun daño como se les hiço que con tiros quese asentaron a el pueblo les mataron alguna gẽte por que no salian a el canpo a causa quel primer dia les mataron dos hombres señalados.

en este comedio llegaron nuebas [niebas?] como el general benia y por esto tambien ubo de aguardar alli don tristan para asegurar aquel paso llegado el general fue bien reçebido de todos con grande alegria el indio xabe que era el mançebo que auian dado los de cicuye a el general quando yba en demanda de quiuira estaba con don tristan de arellano y como supo que el general benia dando muestras que se holgaba dixo agora que biene el general bereis como ay oro y plata en quiuira aunque no tanta como deçia el turco y como el general llego y bio como no auian hallado nada quedo triste y pasmado y afirmãdo que la aula hiço creer a muchos que era asi porque el general no entro la tierra adentro que no oso por ser muy poblado y no se hallar poderoso y dio la buelta por lleuar sus gentes pasadas las aguas porque ya por alia llobia que era entrada de agosto quando salio tardo en la buelta quarenta dias con buenas guias con benir a la ligera como bolbieron decia el turco quando salio de tiguex el canpo que para que cargauan los cauallos tanto de bastimetos que se cansarian y no podrian despues traer el oro y la plata donde parese bien andaba con engaño.

llegado el general con su gẽte a cicuye luego se partio para tiguex dexando mas asentado el peblo por que a el luego salieron de paz y le hablaron llegado a tiguex procure de inbernar alli para dar la buelta con todo el campo porque deçia traya noticia de grandes poblaciones y rios poderossissimos y que la tierra era muy pareciente a la de españa en las frutas y yerbas y temporales y que no benian satisfechos de creer que no aula oro antes trayan sospecha que lo auia la tierra adentro porque puesto que lo negauan entendian que cosa era y tenia nombre entre ellos que se deçia acochis con lo qual daremos fin a esta primera parte y trataremos en dar relaçion de las prouincias.

 

 
  1. The Primera Parte begins a new leaf in the original.
  2. This is a marginal correction of what is clearly a slip of the pen in the text.