The Coronado expedition, 1540-1542/Tercera parte

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search
 
TERCERA PARTE COMO Y EN QUE SE TRATA AQUELLO QUE ACONTEÇIO A FRANCISCO UASQUES CORONADO ESTANDO INBERNANDO Y COMO DEXO LA JORNADA Y SE BOLBIO A LA NUEBA ESPAÑA.[1]
 

laus deo.

 

Capitulo primero como bino de Señora don pedro de tour con gente y se partio para la nueba españa don garci lopes de cardenas.

en el fin de la primera parte de este libro diximos como francisco uasques coronado buelto de quiuira ania ordenado de inbernar en tiguex y benido el inbieruo dar la buelta con todo su canpo para descubrir todos aquellos poblados en estos comedios don pedro de touar que como diximos auia ydo a sacar gente de la uilla de san hieronimo llego con la gente que traya y a la berdad considerando que pa ir en demanda de su general a la tierra del indio que llemauan turco le conbenia lleuar bnena gente no saco de alla los cediçiosos ni reboltosos sino los mas exprimentados y mejores soldados hombres de confiança que pudo y llegados a tiguex aunque hallaron alli el campo no les plugo mucho por que benian ya el pico a el biento creyendo hallar a el general en la tierra rica del indio que deçian turco consolaronse con la esperança de la buelta que se auia de haçer y biuian en gran plaçer y alegria con la esperanca de la buelta que se auia de hacer y de que presto yria el campo a quiuira con don pedro de touar binieron cartas de la nueba españa ansi del uirrey don Antonio de mendoça como de particulares entre los quales dieron una a don garcia lopes de cardenas en que le biçieron saber la muerte de un su hermano mayorazgo llamandole fuese a heredar a españa por donde ubo liçençia y salio de tiguex con algunas otras personas que ubieron liçençia para se yr a reposar a sus casas otros muchos se quisieran yr que lo dexaron por no mostrar flaqueça procuraba en estos comedios a pasiguar algunos pueblos de la comarca que estaban no bien asentados y llamar a los de tiguex a paz y buscar alguna ropa de la tierra porque andaban ya los soldados desnudos y mal tratados llenos de piojos y no los podian agotar ni deshechar de si.

el general francisco uasques coronado auia sido entre sus capitanes y soldados el mas bien quisto y obedecido capitan qne podia auer salido eu indias y como la necesidad careçe de ley y los capitanes que recogian la ropa la repartiesen mal tomando para si y sus amigos y criados lo mejor y a los soldados se les repartiese el deshecho comẽço a aber algu. nas murmuraçiones y desabrimentos nnos por lo dicho y otros por ber que algunos sobre salientes eran reseruados del trabajo y de las nelas y mejor repartidos en lo que se repartia asi de ropa como de bastimentos par do se cree praticaban y a no aber en la tierra para qne bolber a qniuira que no fue pequeña ocacion para lo de adelante como se uera.

 
Capitulo segundo como cayo el general y se hordeno la buelta para la пaeba евраћа.

pasado que fue el inuierno se publico la buelta para quiuira y la gente se comẽcaua a perçebir de las cosas necesarias y como ningnna cosa esta en esta uida a la dispusiçion de los hombres sino a la ordenaçion de dios todo poderoso fue su uoluntad que los nr̄os no se efectuasen y fue el caso quel general un dia de fiesta so salio a holgar a cauallo como solia y corriendo parejas con el capitan don rodrigo maldouado el yba en un poderoso cauallo y sus criados auian lo puesto una çincha nueba que del tiempo debia de estar podrida eu la carrera rebento y bino a caer de lado a la parte que yba don rodrigo y a el pasar a el cansole el cauallo con el pie en la cabeça de que llego a punto de muerte y su cnra fue larga y temida.

en este comedio quel estaba en la cama don garci lopes de cardenas que auia salido para salir a la nueba españa bolbio de suya huyendo que hallo despoblada la uilla y muerta la gente y cauallos y ganados y llego a tiguex y sabida la triste nueba como el general estaba en los terminos ya dichos no se lo osaron deçir hasta que estubiese sano y al cabo y a que se lebantaua lo supo y sintio lo tanto que ubo de tornar a recaer y por uentura para benir a hacer lo que hiço segun despues se creyo y fue que como se bio de aquella suerte bino le a la memoria que en salamanca un mathematico su amigo le ania dicho que se auia de ber eu tierras estrañas señor y poderoso y abia de dar un cayda de que no se auia de poder leuantar y cou esta inmaginaçiou de su muerte le dio deseo de boluer a morir a donde tenia muger y hijos y como del mismo fiçico y su surnjano que lo curaua y sernia tambien de chismoso suprese las murmuraçioues que andabau entre los soldados trato secreta y ocultamento con algunos caualleros de su opinion pusieron en pratica la buelta de la nueua españa entre los soldados haçiendo juutas y corrillos y que se hiciesen consultas y lo pidieseu con sus alferes a el general cõ carteles firmados de todos sus soldados lo qual ellos trataron muy por entero y no fue menester gastar mucho tienpo segun ya muchos lo tenian en uoluntad el general mostro des que se lo pidieron que no lo queria haçer sino lo confirmauan todos los caualleros y capitanes daudo su pareçer firmado y como algunos eran ou ello dieronlo luego y aun persuadieron a los otros a haçer lo mismo y ausi dieron pareçer que se deuian de boluer a la nueba españa pues no se auia hallado cosa rica ni auia poblado en lo descubrierto donde se pudiesen haçer repartimientos a todo el campo y como les cogio las firmas lnego se publico la buelta para la nueua españa y como no puede aber cosa encubierta comẽçose a descubrir el trato doble y hallaronse muchos de los caualleros faltos y corridos y procuraron por todas uias tornar a cobrar sus firmas del general el qual las guardo tauto que no salia de una camara haciendo su dolençia muy mayor poniendo guardas en su persona y camara y de noche en los altos a donde dormia cou todo esto le hurtaron el cofre y se dixo no hallaron en el sus firmas que las tenia eu el colchon por otro cabo se dixo que las cobraron ellos pidieron quel general les diese serenta bombres escogidos y que ellos quedarian y sustentarian la tierra hasta que el uirrey les embiase socorro o a llamar o que el general dexase el campo y escogiese sesenta hombres con que se fuese pero los soldados ni de una ni de otra manera no quisieron quedar lo uno por aber ya puesto la proa a la nueba españa y lo otro por que bieron clara la discordia que se auia de leuantar sobre quien auia de maudar los caualleros no se sabe si porque auian jurado fidelidad o por tener creydo que los soldados no los faboreçerian aunque agrabiados lo ubieron de su fin y pasar por lo determinado aunque desde alli no obedeçian al general como solian y el era dellos mal quisto y haçia caudal de los soldados y honraba los que fue a benir a el efecto de lo quel queria y que se efetnase la buelta de todo el campo.

 

Capitulo terçero como se alço Suya y las causas que para ello dieron los pobladores.

ya diximos en el capitulo pasado coro don garcia lopes de cardenas bolbio huyendo de suya desque hallo alçada la tierra y que de decir como y por que se despoblo a la aquella uilla lo qual paso como contare y fue el caso que como ya en aquella uilla no auia quedalo sino la gente ruyu entereçada honbres reboltosos y sediciosos puesto que quedaron algunos honrados en los cargos de republica y para gouernar a los demas podia mas la maliçia de los ruynes y cada dia hacian manipudios y tratos diciendo que estaban bendidos y no para ser aprobechados pues en aqnella tierra se mandaba por otra parte mas aproposito de la nueba españa que no aquella estaua y ellos quedaban casi por derecho y con esto nouidos sierta compañia haciendo caudillo a un pedro de auila se amotinaron y fueron la buelta de culiacan dexando a diego de alcaraz su capitan con poca gente doliente en aquella uilla de sant hieronimo que no ubo quiẽ los pudiese seguir para los apremiar a qne bolbiesã en el camino en algunos pueblos les mataron alguna gente y al cabo salieron Saabedra a culiacan adonde hernando arias de saya bendra los detubo entretenidos con palabras porque aguardaba a juan gallego que auia de benir alli con gente de la nneua españa y que los bolberia algunos teniendolo que auia de ser se huyan de noche para la nueba españa diego de alcaraz que auia qnedado con poca gente y doliente auuque quisiera no podia alli sustentarse por el peligro de la yerua mortal que por alli usan traer los naturales los quales sintiendo la flaqueça de los españoles ya no se dexaban tratar coino solian abian se ya descubierto antes desto mineros de oro y como estaban en tierra de guerra y no teniau posibilidad no se labrauan estando en esta confuçion no se dexaban de belar y recatar mas que solian.

la uilla estaba poblada cerca de un rio pequeño y una noche a desora bieron fuegos no usados ni acostumbrados que fue causa que doblaron las uelas pero como en toda la noche no sintieron nada a la madrugada se descuidarõ y los enemigos entraron tan callados por el pueblo que no fueron uistos hasta que andaban matando y robando algunas gentes salieron a lo llano que tubieron lugar y a el salir hirieron de innerte a el capitan y como algunos españoles se rehiçieron en algunos canallos bolbieron sobre los enemigos y socorrieron alguna gente aunque fuc poca y los enemigos se fueron con la presa sin reçebir daño dexando muertos tres españoles y mucha gente de seruiçio y mas de ueinto canallos.

los españoles que quedaron salieron aquel dia a pie sin cauallos la buelta de culiacan por fuera de caminos y sin ningun bastimento hasta llegar a los coraçones adonde aquellos indios los socorrieron de bastimentos como amigos que siempre fueron y de alli cõ grandes trabajos que pasaron llegaron a culiacan adonde hernandarias de saabedra alcalde mayor los reçibio y hospedo lo mejor que pudo hasta que juan gallego llego con el socorro que traya para pasar adelante en busca del carupo que no poco le peso se obiese despoblado aqnel paso creyendo quel campo estaba en la tierra rica que auia dicho el indio que llamaron turco porque lo parecia en su aspeto.

 

Capitulo quarto como se quedo fray juan de padilla y fray luis en la tierra y el campo de aperçibio la vuelta de mexico.

ya quel general francisco uasques uido que todo estaba pacifico y que sus negoçios se auian encaminado a su uoluntad mando que para entrado el ines de abril del año de quinientos y quarenta y tres estubiesen todos aperçebidos para salir la buelta de la nueba españa.

biendo esto un fray juan de padilla frayle de misa de la orden de los menores y otro fray luis lego dixeron a el general que ellos querian qnedarse en aquella tierra el fray juan de padilla en quiuira porque le parecia haria alli fructo su dotrina y el fray luis en cicuye y para esto como era quaresma a la saçon predico un domingo aquel sermon del padre de las compañas y fundo su proposito con autoridad de la sagrada escritura y como su celo era combertir aquellas gentes y traer los a la fe y como tubieron liçencia que para esto no era menester embio el general con ellos una compañia que los sacasen hasta cicuye dondo se quedo el fray luis y el fray juan paso la buelta de quiuira lleuando el portugues que diximos y el negro y el mestiso y indios de la nueba españa con las guias que auia traydo el general donde en llegando alla dentro de mny poco tiempo lo martiriçaron como containos en la segunda parte cap̄ otauo y ansi se puede creer mnrio martir pues su çelo era santo y bueno.

el fray luis se quedo en cicuye no se a sabido del mas hasta oy ann que antes quel campo saliese de tiguex lleuandole sierta cantidad de obejas para que se le quedasen los que las llebauan toparon acompañado de gente que andaba uiçitando otros pueblos que estaban a quinçe y a ueinte leguas de cicuye y no dio poca buena esperanca que estaba en graçia del pueblo y haria fruto su dotrina aữque se quexaba que los niejos lo desamparaban y creyo al fin lo matarian yo para mi tengo que como era hombre de buena y santa uida nr̄o señor lo guardaria y daria gracia que conbirtiese algunas gentes de aquellas y dexase despues de sus dias quien los administrase en la fee y no es de creer otro cosa porque la gente de por alli es piadosa y ninguna cosa cruel antes son amigos o enemigos de la crueldad y guardan la fee y lealtad a los amigos.

el general despachados los frayles temiendo no le dañase el traer gente de aquella tierra a la nueba españa mãdo quel seruiçio que los soldados tenian de los naturales lo dexasen yr libres a sus pueblos adonde quisiesen que a mi ber no lo a serto que mas ualiera se dotrinaran entre christianos.

andaba ya el general alegre y contento llegado el placo y todos probeydos de lo necesario para su jornada el campo salio de tigues la buelta de cibola aconteçio en este ca nino una cosa no poco de notar y fue que con salir los cauallos exerçitados a el trabajo gordos y hermosos en diez dias que se tardo en llegar a cibola murieron mas de treinta que no ubo dia que no muriesen dos y tres y mas y despues hasta llegar a culiacan murieron gran numero de ellos cosa no aconteçida en toda la jornada.

llegado que fue el campo a çibola se rehiço para salir por el despoblado por ser alli lo ultimo de los poblados de aquella tierra quedando toda aquella tierra pacifica y llana y que se quedaron algunos amigos entre ellos de los nuestros.

 

Capitulo quinto como el cunpo salio del poblado y camino a culiacan y lo que aconteçio en el camino.

dexando ya por popa podemos deçir los poblados que se auian descubierto en la tierra nueba que como tengo dicho eran los siete pueblos de cibola lo primero que se bio y lo prostero que se dexo salio el campo caminando por el despoblado y en dos o tres jornadas nunca dexaron los naturales de seguir el campo tras la retaguardia por coger algun fardaje o gente de seruiçio porque aunque que dabã de paz y auian sido buenos y le a les amigos todauia como bieron que se les dexaba la tierra libre se holganan de ber en su poder gente de la nuestra a aunque se cre vo para los enojar como se supo de algunos que no quiseron yr con ellos que fueron de ellos inportunados y rogados todauia llenaron alguna gente y otros que se auian quedado uoluntariamẽte de los quales el dia de oy abra bnenas lenguas el despoblado se camino sin contraste y como salieron en chichilticale en la segunda jornada llego a el campo juan gallego que yba de la nueba españa con socorro de gente y cosas neçesarias para el campo pensando de lo hallar en la tierra del indio que llamanan turco y como jnan gallego bido que el canpo se bolbia la prime[ra] palabra que dixo no fue deçir norabuena bengais y no lo sintio tan poco que despues de aber hablado al general y llegailos a el campo digo a el aposento no ubiese algunos mobimientos en los caualleros con aquel nuebo socorro que no con poco trabajo auian allegado tras ta alli teniendo cada dia recuentros con los indios de aquellas partes como se a dicho que estaban alcados ubo algunos tratos y platicas de poblar por alli en alguna parte hasta dar relaçion a el bisorey de lo que pasaba la gente de los soldados que uenian de la tierra nueba a ninguna cosa daban consentimiento sino en bolber a la nueba españa por donde no ubo efecto nada de lo que se proponia en sus consultas y aunque ubo algunos alborotos al cabo se apasiaguaro yban con juan gallego algunos de los amotinados que despoblaron la uilla de los coraçones asegurados por el y debajo de su palabra y puesto que el general quisiera haçer algun castigo era poco su poder porque ya era desobe desobedecido y poco acatado y de alli adelante de nuebo començo a temer y haciase doliente andando con guarda eu algunas partes ubo algunas gritas y de indios y de heridos y muertes de cauallos hasta llegar a batuco donde salieron a el campo indios amigos del ualle del coraçon por ber a el general como amigos que sienpre fueron y ansi auiã tratado a todos los españoles que por sus tierras auian pasado probeyendoles en sus neçesidades de bastimentos y gente si necesario era y ansi fueron de los nr̄os siempre muy bien tratados y gratificados en esta jornada se aprobo del agua del menbrillo ser buena contra la yerba de estas partes porque en un paso algunas jornadas antes de llegar a el ualle de señora los indios enemigos hirieron a un español llamado mesa y con ser la herida mortal de yerba fresca y tardarse mas de dos oras en curar con el agua no murio puesto que quedolo que la yerba auia infiçionado podrido y se cayo la carne hasta dexar los guesos y nierbos desnudos con pestilençial ledor que fue la herida en la muñeca y auia llegado la ponsoña hasta la espalda quando se uino a curar y todo esto desamparo la carne.

caminaba el campo sin tomar reposo porque ya en esta saçon auia falta de bastimentos que como aquellas comarcas estaban alçadas las bituallas no auia adonde las tomar hasta que llego a petlatlan haçiendo algunas entradas en las trabesias por buscar bastimentos patlatlan es de la prouinçia de culiacan y a esta causa estaba de paz aunque despues aca a bido algunas nobedades alli descanso el campo algunos dias por se basteçer y salidos de alli con mayor presteça que de antes procuraron pasar aquellas treinta leguas que ay el ualle de culiacan donde de nuebo los acogieron como gente que benia con su gouernador mal tratado.

 

Capitulo sexto como el general salio de culiacan para dar quenta a el uisorey del campo que le encargo.

ya parece que en aber llegado a el ualle de culiacan se da fin a los trabajos de esta jornada lo uno por ser el general gouernador y lo otro por estar en tierra de christianos y ansi se començaron luego asentar algunos de la superioridad y dominio que sobre ellos tenian sus capitanes y aun algunos capitanes de la obidencia del general y cada uno haçia ya cabeça de su juego de manera que pasando el general a la uilla que estaua de alli diez leguas mucha de la gente o la mas de ella se le quedo en el ualle reposando y algunos con proposito de no le seguir bien sintio el general que por uia de fuerça ya no era poderoso aunque la autoridad de ser gouernador le daba otra nueba autoridad determino llebar lo por otra mejor uia que fue mandar prober a todos los capitanes de bastimentos y carne de lo que auia en algunos pueblos que como gouernador estaban en su cabeça y mostrose estar doliente haçiendo cama porque los que con el ubiesen de negoçiar pudiesen hablarle o el con ellos mas libremente sin enpacho ni obenpacion y no dexaba de embiar a llamar algunos particulares amigos para les rogar y encargar hablaseu a los soldados y los animasen a salir de alli en su compañia la buelta de la nueba españa y les dixesen lleuaba muy a cargo de los faboreçeran si con el uisorey don Antonio de mendoça como en su gouernaçion a los que con el quisiesen quedar en ella y desque ubo negociado salio con su campo en tiempo reçio y principio de las aguas que era por san juan en el qual tiempo lluebe brabanuẽte y los rios de aquel despoblado que se pasan hasta conpostela sõ muchos y muy peligrosos y caudalosos de grandes y brauos lagartos en un rio de los quales estando asentado el campo pasando un soldado de la una parte a la otra a bista de todos fue arrebatado de un lagarto y llebado sin poder ser socorrido el general camino dexando por todas partes gentes que no le querian seguir y llego a mexico con menos de çien hombres a dar quenta a el uisorey don Antonio de mendoça no fue del bien recebido aun que dio sus descargos y desde alli perdio reputaçion y gouerno poco tiempo la gouernaçion que se le auiã encargado de la nueba galiçia porque el uisorey la tomo en si hasta que uino a el la audiençia como a el presente lo ay y este fue el fin que ubieron aquellos descubrimientos y jornada que se hiço de la tierra nueba.

quedanos agora deçir por que uia se podria entrar y por mas derecho camino en ella aunque digo que no ay atajo sin trabajo y siempre es lo mejor lo que se sabe porque prebienen bien los hombres lo que saben que a de benir y necesidades en que ya otra uez se bieron y decir sea a que parte cae quiuira ques el rumbo que llebo el campo y a qual parte cae la india mayor que era lo que se pretendia buscar quando el campo salio para alla que agora por aber uillalobos descubierto esta costa de la mar del sur que es por esta uia de poniente se cognoçe y be claramente que se auia de bolber estando como estabamos debajo del norte a el poniente y no haçia oriente como fuimos y con esto dexaremos esta materia y daremos fin a este tratado como ay a hecho relaçion de algunas cosas notables que dexe de contar por las tratar particularmente en los dos capitulos siguientes.

 

Capitulo septimo de las cosas que le aconteçieron al capitan Juan gallego por la tierra alçada lleuando el socorro.

bien se sufrira pues en el capitulo pasado pase en silençio las haçañas quel capitan juan gallego hiço con neinte compañeros que lleuabase diga en el presente capitulo para que en los tiempos benideros los que lo leyeren y de ello dieren notiçia tengan autor sierto con quien aprobar y que no escribe fabulas como algunas cosas que en nr̄os tiempos leemos en los libros de cauallerias que si no fuese por lleuar aquellas fabulas de encãtamientos ay cosas el dia de oy acontesidas en estas partes por nr̃os españoles en conquistas y recuentros abidos con los naturales que sobrepujan en hechos de admiraçion no solo a los libros ya dichos sino a los que se escriben de los doce pares de françia porque tanteado y mirado la fatales fuerças que los autores de aquellos tienpos les atribuyen y las lucidas y resplandesientes armas de que los adornan y las pequeñas estaturas de que agora son los hombres de nr̃os tiempos y las pocas y ruynes armas de en estas partes mas es de admirar las cosas estrañas que con tales armas los nr̃os acometen y hacen el dia de oy que las que escribẽ de los antiguos pues tambien peleaban ellos con gentes barbaras y desnudas como los nr̃os con indios donde no dexa de aber hombres que entre ellos sõ esforcados y nalientes y muy çerteros flecheros pues le abemos uisto derribar las aues que ban bolando y corriendo tras las liebres flecharlas todo esto he dicho a el fin que algunas cosas que tenemos por fabulosas pueden ser berdaderas y pues cada dia bemos en nios tienipos cosas mayores como an sido las de don ferdo cortes en los benideros tienpos que con tresientos hombres osa se entrar en el riñon de la nueba españa donde tan grande numero de gentes como es mexico y con quinientos españoles la acabase de ganar y señorear en dos años cosa de grande admiraçion.

los hechos de don pedro de aluarado en la conquista de guatimala y lo de montejo en tabasco las conquistas de terra firme y del peru cosas eran todas estas para que yo nbiera de callar y pasar en silençio lo que agora quiero contar pero por que estoy obligado a dar relacion de las cosas en esta jornada acontecidas e querido se sepan tambien las que agora dire con las demas que tengo dicho.

y es ansi quel capitan juan gallego llego a la uilla de culiacan con bien poca gente y alli recogio la que pudo de la que se auia escapado de la uilla de los coraçones o por mejor decir de suya que por todos fueron ueinte y dos hombres y con estos camino por toda aquella tierra poblada en que andubo doçientas leguas y de tierra de guerra y gente alçada que anian estado ya en el amistad de los españoles teniendo cada dia o poco menos recuentros con los enemigos y siempre caminaua dexando atras el fardaje con las dos partes de las gentes lleuando continuamente la auangardia con seis o siete españoles sin otros amigos que los llenaban entrando en los pueblos por fuerça matando y destruyendo y poniendo fuego dando en los enemigos tam de supito y con tanta presteça y denuedo que no les daban lugar a que se juntasen ni entendiesen de suerte que eran tan temidos que no auia pueblo que esperar los osase que ansi huyan de ellos como de un poderoso exercito tanto que les aconteçio yr diez dias todo por poblado que no tenian ora de descanso y todo lo haciã con siete compañeros que quando llegaua el fardaje con toda la demas gente no tenian en que entender saluo eu robar que ya ellas auian muerto y preso la gente que auian podido auer a las manos y la demas auia huydo y como no paraban aunque los pueblos de adelante tepian algun abiso eran con ellos tam presto que no les daban Ingar a se recoger en espeçial en aquella parte donde auia sido la uilla de los coraçones que alli mato y ahorco buena cantidad de gente en castigo de su rebelion y en todo esto no perdio compañero sin se lo hirieron saluo uno que por despojar a un indio que casi estaba muerto le hirio en el parpalo del ojo quando le ronpio el pelejo y por ser con yerba obiera de morir sino fuera socorrido con el agua del membrillo y perdio el ojo fueron tales estos hijos digo bechos que aquella gente tendra en memoria todo quanto la nida les durare en espeçial quatro o cinco indios amigos que salieron con ellos de los coraçones que quedaron desto tam admirados que los tenian mas por cosa diuina que humana y si como uro campo los topo do los topara obieran de llegar a la tierra del indio que llamauan turco do yban encaminados y lo pasaran sin riesgo segũ la buena orden y gouierno lleuaba y bien dotrinada y exerçitada en la gnerra de los quales algunos quedaron en esta uilla de culiacan donde yo a el presente escribo esta relaçion y notiçia a donde ansi ellos como yo y los demas que en esta prouincia paramos no nos a faltado trabajos apasiguando y sustentando esta tierra tomando rebeldes y biviendo en probeça y necesidad y en esta ora mas por estar la tierra mas probe y alcançada que nunca lo fue.

 

Capitulo otauo en que se quentan algunas cosas admirables que se bieron en los llanos con la façion de los toros.

no sin misterio calle y dicimule en la segunda parte deste libro en el capitulo septimo que habla de los llanos las cosas de que hare mençion en este capitulo particular adonde se hallase todo junto pues eran cosas señaladas y no uistas en otras partes y atrebome a las escrebir porqne escribo en tiempo qne son oy biuos muchos hombres que lo bieron y haran berdadera mi escriptora quien podra crer que caminando por aquellos llanos mill cauallos y quinientas uacas de las nuestras y mas de çinco mill carneros y obejas y mas de mill y quinientas personas de los amigos y seruiçio que acabando de pasar no dexaban mas rastro que si nunca por alli ubieran pasado nadie tanto que era menester hacer montones de guesos y boñigas de uacas a trechos para que la retaguardia guiase tras del canpo y no se perdiesen la yerba aunque menuda en pisandola se enhiestaua tam limpia y derecha como de antes lo estaba.

otra cosa que se hallo a la orilla de una laguna de sal a la parte del sur un grande ayuntamiento de guesos de uacas que tenia de largo un tiro de ballesta o muy poquito menos y de esto casi dos estados en partes y en ancho tres braças y mas en parte donde no ay gente que lo pudiese haçer lo que de ello se entendio fue que con la reseca que debe de haçer el lago o laguna en tiempo de nortes los a juntado de el ganado que muere dentro en la laguna que de uiejo y flaco entrando no pnede salir lo que se a de notar es que numero de ganado seria menester para tanta osamenta.

CEX D218-219 Facsimile of pages from Casteñada's Relacion.jpg

Facsimile of pages from Casteñada's Relacion

 

The image is found joined on the previous page. — Ineuw (talk) 08:02, 4 July 2020 (UTC) pues querer contar la façion de los toros tambien es de admirar que niugun cauallo ubo a los principios que los biese de cara que no huyese de su bista porque ellos tienen el rrostro ancho y corto de ojo a ojo dos palmos de frente los ojos salidos por el lado que yendo huyendo ben a quien los sigue tienen barbas como cabrones muy grandes quaudo huyen lleuau la cabeca baxa la barba arrastrando por el suelo del medio cuerpo para atras son señidos el pelo muy merino como de ouejas muy flnas y de la sinta para adelante el pelo muy largo de faicion de leon raspante y una grã corcoba mayor que de camello los cuernos cortos y gordos que se descubren poco por cima del pelo mudan el pelo de medio cuerpo atras por mayo en un bellon y quedan perfectos leones para mudarse arrimã a algunos arboles pequeños que ay en algunas barranquillas y alli se rrefriegan hasta que dexan el bellon como la culebra el pelejo tienen la cola corta y un pequeño y sopo a el cabo lleuan la quando corren alta a manera de alacrã es cosa de ber que quando son beçerricos son bermejos y de la manera de los nuestros y con el tiempo y la edad se mudan en color y faiçion.

ay otra cosa que todos los toros que se mataron tenian a la oreja isquierda hendida teniendolas sanas quando chiquitos este fue un secreto que no se pudo alcançar la causa de ello de la lana segun la finesa se harian buenos paños annque no de colores por ser ella de color de buriel.

otra cosa es de notar que andan los toros sin bacas en tanto numero que no ay quien los pueda numerar y tam apartados de las uacas que desde donde comenijamos a ber toros jasta adonde començamos a ber uacas aula mas de quarenta leguas y la tierra adonde andaban era tan llana y esconbrada que por do quiera que los mirasen se bia el cielo por entre las piernas de suerte quesiestaban algo lejos pareçian escombrados pinos que juntaban las copas por lo alto y si un solo toro estaba pareçia quatro pinos y por serca que estubiese no se podia mirando por encima ber tierra de la otra parte causaba todo esto ser la tierra tam redonda que do quiera que un hombre se pouia pareçia que estaba en la cumbre y uia el çielo a el rededor de si a tiro de ballesta y por poca cosa que se le ponia delante le quitaba la uista de la tierra.

otras cosas se bieron que por no ser de tanta calidad no las escribo ni hago de ellas minçion aunque no parece es de callar el tener como tienen en beneraçion en algunas partes de los poblados de altos la señal de la cruz por que en acuco en una fuente que estaba en lo llano tenian una cruz de dos palmos de alto de gordor de un dedo hecha de palo con su peña de una uara de quadro y muchos palitos adornados de plumas a el rededor y muchas flores secas desmenuçadas.

en tutahaco en un sepulcro fuera del pueblo parecia aber se enterrado en el frescamente alguien estaua otra cruz a la cabeçera de dos palitos atados con hilo de algodon y flores desmenusadas secas yo digo que a mi pareçer por alguna uia tienen alguna lunbre de cruz de christo nuestro redentor y podria ser por la uia de la india de do ellos proçeden.

 

Capitulo nono que trata el rumbo que llebo el campo y como se podria yr a buscar otra uia que man derecha fitese abiendo de boluer aquella tierra.

mucho quisiera yo agora que para dar a entender lo que quiero deçir ubiera en mi alguna parte de cosmografia o jumetria para que pudiera tantear o compasar la bentaja que puede aber y ay si otra uez saliesen de la nueba españa gentes en demañda de aquella tierra en yr alla per el riñon de la tierra o seguir el camino quel campo llebo pero ayudandome la graçia del señor dire lo que alcanso dandolo a entender lo mejor que a mi sea posible.

ya me pareçe que se tiene entendido quel portugues campo fue el soldado que se escapo quando los de quiuira mataron a fray juan de padilla el quel uino a salir a la nueba españa per panuco abiendo andado por la tierra de los llanos hasta que uino atrabesar la Cordillera de la mar del norte dexando siempre la tierra que descubrio don hernando de soto sobre mano isquierda porque este hombre nuuca bio el rio del espiritu santo y quando bino acabar de atrabesar la cordillera de la mar del norte cayo sobre panuco de manera que si no se pusiera a deniandar por la mar del norte ubiera de salir por la comarca de la marca o tierra de los sacatecas de que ya agora se tiene lumbre.

y para aber de boluer en demanda de quiuira serla aquella uia harto mejor y mas derecba pues ay guias en la nueba españa de las que binieron con el portugues aunque digo que seria mejor y mas derecho por la tierra de los guachichules arrimandose siempre a la cordillera de la mar del sur porque es mas poblada y abria bastimento porque engolfarse en la tierra llana seria perderse por la gran anchura que tiene y ser esteril do comidas aunque sea berdad que dando en las uacas no se pasaria mucha necesidad y esto es solamente para yr en demanda de quiuira y de aquellos pueblos que decia el indio que llemauan turco porque yr por donde fue el campo de franco uasques coronado el grandissimo rodeo porque salen de mexico a el poniente siento y diez leguas y despues a el nordeste cien leguas y a el norte docientas y sinquenta y todo esto es hasta los barrancos de las nacas y con aber andado ochoçientas y sinquenta leguas por rumbo derecho no se an desbiado de mexico quatro sientas leguas si es querer yr a la tierra de tiguex para desde alli bolber a el poniente en demauna de la tierra de la India a se de lleuar el camino quel campo llebo porque aunque se quiera tomar otro camino no lo ay que no da lugar el ancon de mar que entra por esta costa adentro hacia el norte sino es que se ubiese de hacer armada de mar que fuese atrabesando este ancon de mar a desembarcar en el paraje de la isla de negros y por alii eutrar la tierra adentro atrabesando la cordillera en busca de la tierra do proçeden los de tiguex o de otras gentes que tengan aquella poliçia porque aber de entrar por tierra de la florida por la mar del norte ya se a uisto y conosido que quantas jornadas por alli se an hecho an sido infeliçes y no bien afortunadas allende de ques la tierra de aquella parte llena de cienegas y ahogadiça esteril y la mas mala que calienta el sol sino ban a desembarcar pasado el rio del espiritu santo como hiço don hernando de soto y con todo me afirmo que aunque se pase mucho trabajo es lo mejor por la tierra que aya andado y se sepan los aguajes porque se lleuauan las cosas necesarias con mas façilidad y mas abundosamente y en las tierras nueuas los cauallos es lo mas neçesario y lo que mas haçe temer a los enemigos y los que son señores del campo tambien es temida el artilleria dolide no saben el uso de ella y para poblados como los que franco uasques descubrio fuera buena alguna pieça de artilleria gruesa para derribar porque el no llebo sino uersillos menores y no hombre ingenioso para que hiciese un trabuco ni otra maquina que los atemorisas el qual es muy necesario.

digo pues que con la lunbre que el dia de oy se tiene de los rumbos que an corrido los nauios por esta costa de la mar del sur an andado descubriẽdo por esta parte de poniẽte y lo que se sabe de la mar del norte haçia la nuruega ques la costa de la florida arriba los que agora entrasen a descubrir por doude franco uasques entro y se hallasen en tierra de çibola o de tiguex bien sabrian a que parte auiã de yr en demanda de la tierra quel marques del ualle don hernando cortes buscaba y la buelta que da el ancon del tiçon para tomar el rumbo berdadero y esto bastara para dar fin a nuestra relaçion en todo lo demas probe a aquel poderoso señor de todas las cosas dios omnipotente quel sabe el como y quando estas tierras seran descubiertas y para quien esta guardada esta buena uentura.

 

laus deo.

Acabose de tresladar sabado a ueinte y seis de otubre de mill y quinientos y nouẽta y seis anos en seuilla.

 

 
  1. The heading of the third part is written on the same page with the preceding text of the second part, there being no break between the end of the second part and the heading which follows it. The following page is left blank.